El Juzgado de lo Penal número 4 de Almería ha condenado a un hombre por un delito contra la salud pública a dos años de prisión después de que se apoderara de tres paquetes de hachís de un alijo que apareció en la playa capitalina del Zapillo frente al Auditorio Maestro Padilla.

Según consta en la sentencia declarada firme tras la conformidad de las partes, el alijo apareció en la playa sobre las 19,30 horas del 30 de julio de 2012, con lo que varias personas lo abrieron y cogieron diversos paquetes de estupefaciente.

El fallo consultado por Europa Press destaca que, entre los que se quedaron con alguna de las pastillas de hachís, había un menor de 12 años que cogió tres paquetes y los llevó hasta la furgoneta en la que se encontraba su padre, quien ocultó la droga en el interior del vehículo.

Así, el acusado que había sido condenado años atrás por un delito contra la salud pública a cuatro años y seis meses de prisión, fue identificado por la Policía Local que se desplazó hasta la playa para hacerse cargo del hachís.

De esta forma, el hombre fue detenido por la cantidad de droga que había ocultado, que arrojó un peso de más de 6,7 kilos. El hachís que el acusado se guardó con la finalidad "de destinarlo al consumo de otras personas" habría alcanzado un valor estimado en el mercado ilícito de 10.370 euros.

El juez accede a la suspensión de la pena por un periodo de tres años con la condición de que no vuelva a delinquir en ese periodo.

Consulta aquí más noticias de Almería.