Miles de adolescentes españoles no duermen las horas que deberían

  • Un 60 por ciento de ellos duermen una hora o dos menos de las nueve aconsejadas por los medicos.
  • Muchos alteran su rutina con las salidas nocturnas del fin de semana.
  • La falta de sueño conlleva un bajo rendimiento académico, que va acompañada de cefaleas, y en los más pequeños, hiperactividad.
Un joven duerme plácidamente. Más de la mitad de los adolescentes españoles no pueden decir lo mismo.
Un joven duerme plácidamente. Más de la mitad de los adolescentes españoles no pueden decir lo mismo.
Archivo

Los adolescentes españoles tienen una deuda de sueño crónica, ya que más de un 60 por ciento de ellos duermen una hora o dos menos de las nueve aconsejadas, muchos alteran su rutina radicalmente con las salidas nocturnas del fin de semana y algunos entregan su descanso a aparatos como la tele o el ordenador.

Ante la vuelta al colegio, los expertos consultados expresaron su preocupación por una situación tolerada socialmente y que, sin embargo, conlleva un bajo rendimiento académico fruto de la somnolencia que va acompañada de cefaleas, falta de concentración y de memoria y, en los más pequeños, de hiperactividad.

La doctora Rosa Peraita, que dirige la Unidad de Trastornos del Sueño del Hospital madrileño Gregorio Marañón, se refirió a que la escasez de sueño provoca "cambios en el estado de ánimo" de los adolescentes, tales como "tristeza, irritabilidad, cólera o miedo".

Los estudiantes, que palían esta situación con el consumo de sustancias estimulantes, como cafeína, nicotina o depresoras como el alcohol, pueden tener "dificultad para controlar las emociones, experimentar un aumento de la impulsividad", así como presentar "problemas de conducta y agresividad".

Enganchadosa los videojuegos y al messenger

El doctor Francisco Segarra, psicólogo clínico y coordinador de la Clínica del Sueño Estivill, se refirió a que muchos padres acuden a la consulta preocupados por que sus hijos no estudian y se pasan la noche "enganchados" a los vídeojuegos o al messenger.

Segarra explicó que en algunos casos esta situación deriva en un "trastorno del ritmo circadiano de sueño, es decir, en una alteración del ritmo biológico", que puede degenerar en "un síndrome de retraso de fase por dificultad para conciliar el sueño antes de altas horas de la madrugada".

Esta patología puede corregirse con medidas de tipo cronobiológico, consistentes en una exposición a luz brillante de manera controlada, y mediante cronoterapia, método basado en retrasar de manera sistemática la hora de acostarse hasta conseguir dormirse a una hora deseable, puntualizó el experto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento