El presidente ejecutivo de Telefónica, César Alierta, cede el testigo al frente de la compañía. Después de casi 16 años en el cargo, ha anunciado su marcha y ha sugerido como relevo a José María Álvarez-Pallete, su 'delfín' y mano derecha desde que hace más de tres años le nombrase Consejero Delegado de la multinacional.

Ha situado a la multinacional como líder de los mercados clave en Europa y LatinoaméricaEl relevo ha sido comunicado este martes por la propia compañía en una nota de prensa, en la que se fija el 8 de abril como fecha del traspaso de poderes. Ese día se propondrá oficialmente el nombre de Álvarez-Pallete en el Consejo de Administración para refrendar un cambio generacional que Telefónica ha calificado de "sucesión ordenada".

Telefónica ha destacado en su despedida a Alierta varios de sus logros. Por un lado, que se adelantó a la competencia al tomar "decisiones estratégicas" como amortizar las licencias UMTS o crear Telefónica Digital". Pero sobre todo ha destacado su liderazgo en el proceso globalizador de la compañía, hasta situarla "líder en Europa y Latinoamérica" con presencia en 21 países.

Cuando llegó a la presidencia, Telefónica apenas tenía 68 millones de clientes y muchos de ellos vivían en España. Tras la internacionalización llevada a cabo por Alierta, la multinacional tiene ya 322 millones de clientes y el 87% de ellos viven en otros países. Además,solo el 26% de los ingresos proceden de España, frente al 50% del año 2000.

Alierta seguirá al frente de la Fundación Telefónica

Segun explican a 20minutos fuentes cercanas a la compañía, Alierta llevaba tiempo preparando su relevo. Nombró a Álvarez-Pallete como consejero delegado en septiembre de 2012 y desde entonces se le ha considerado el relevo natural del ejecutivo zaragozano, cuando este decidiese poner fin a su periplo como presidente de Telefónica. Y ese día ha llegado. 

Últimamente hablaba mucho de la Fundación y se sentía muy atraído por su  vertiente socialPero Alierta no abandonará totalmente la compañía. A sus 70 años —en mayo cumplirá los 71— ha dado un paso al lado; seguirá formando parte del Consejo de Administración (en el que lleva ya 20 años) y también mantendrá el cargo de Presidente Ejecutivo de Fundación Telefónica

"Últimamente hablaba mucho de la Fundación y se sentía muy atraído por la vertiente social de Telefónica", comentan las mismas fuentes sobre su presencia cada vez más habitual en la sede de la Fundación.

Sobre todo destacan su interés por Proniño, el proyecto que la Fundación desarrolla en Latinoamérica para mejorar la vida de la infancia en el Cono Sur y educarles a través de la tecnología. En 2010, Alierta llegó a recibir la Medalla de Oro de la Americas Society, precisamente, por su contribución al crecimiento y desarrollo de Latinoamérica.

El turno es ahora para Pallete, que lleva 17 años en la cúpula de la compañía desde que llegase a ella desde la cementera mexicana Cemex. "Es el directivo mejor preparado para favorecer el relevo y posicionar una vez más a Telefónica en la vanguardia, esta vez del sector digital", remarca el gigante de las telecomunicaciones.

Los mercados han recibido la noticia del relevo de forma positiva. Las acciones de Telefónica cerraron la sesión con una subida del 1,48% y el valor de los títulos se elevó a 9,86 euros.