El hombre y la mujer que han sido indultados por el Gobierno tras la intermediación de dos hermandades de la provincia de Jaén —Jesús del Perdón, Cristo del Amor y María Santísima de la Esperanza, de la capital, y Nuestro Padre Jesús del Rescate y María Santísima de los Dolores, de Linares— han expresado su agradecimiento por la confianza depositada en ellos y la labor que han desarrollado para ofrecerles esta nueva oportunidad.

"No hay precio para pagar lo hecho por mí", ha asegurado este martes Josefa M.G., que recupera la libertad de la mano de la cofradía linarense, a cuyos miembros, así como a los responsables de la cárcel Jaén II, ha manifestado su gratitud.

Vecina de Linares y de 47 años, "le quedaban 15 meses de condena por cumplir", según se ha puesto de manifiesto en la comparecencia en la que ha participado, entre otros, junto al hermano mayor del Rescate, José Esteban Castro, y Francisco Hidalgo, encargado del "proceso largo y laborioso" que ha culminado con el indulto. Una vez concedido, además, la hermandad se "pone a disposición para todo lo que necesite" y, de hecho, realiza un "seguimiento social" de su situación.

Castro ha expresado su satisfacción tras el "paréntesis de dos años" sin contar con esta medida de gracia. Y es que, tras cuatro décadas sin esta tradición que figuraba ya en los primeros estatutos, de 1897, la recuperó en 2012, se repitió en 2013 y ahora en este 2016.

La escenificación de la puesta en libertad de Josefa M.G. tendrá lugar el Jueves Santo a las 17,45 horas en El Pósito, que albergó la cárcel de la ciudad y cuya desaparición conllevó también la de la costumbre de liberar un reo. En las puertas de este edificio la imagen del Cristo del Rescate presidirá un acto en el que un responsable de la prisión leerá el decreto del indulto para continuar luego la procesión ya con la mujer entre los nazarenos.

En el caso de la cofradía Jesús del Perdón, Cristo del Amor y María Santísima de la Esperanza se escenificará durante su estación de penitencia, cuyo inicio está previsto a las 17,00 horas de este Miércoles Santo desde la iglesia de Cristo Rey de la capital.

"Estoy viviendo estos momentos con nervios", ha indicado a Europa Press Rafael G.G., que protagonizará ese "acto simbólico" que se llevará a cabo en torno a las 18,00 horas frente a la Comandancia de la Guardia Civil. Allí se firmará su puesta en libertad antes de que entre a formar parte de la procesión como un nazareno más.

Ha manifestado, igualmente, su "enorme agradecimiento" tanto a esta cofradía jiennense como a la Pastoral y a quienes han depositado su confianza para hacer posible el adelanto del fin de una condena por un delito contra la salud pública de la que le quedaban cuatro meses.

REINSERCIÓN

De su lado, el hermano mayor, Rafael Mariscal, ha reiterado su "enorme alegría y satisfacción" por haber logrado el indulto y contribuir así a la reinserción de una persona que "ha estado luchando mucho para volver como uno más a la sociedad".

Esta cofradía liberó al primer preso en 1955, hecho que se mantuvo hasta 1974. Posteriormente, en la década de los años 80 del siglo pasado, intentó retomarlo, aunque sin éxito, resultado que se repitió en 2013. Fue, finalmente, un año después cuando el Gobierno decidió favorablemente para que esta cofradía pudiera tener un indulto. En 2015 no pudo ser y ahora, en 2016, ha vuelto a ser posible.

"Ha sido fruto de muchísimo trabajo", ha destacado Mariscal, quien ha aludido que desde septiembre del año pasado llevan cumpliendo trámites para poder obtenerlo. Se trata de "una segunda oportunidad que le da Jesús del Perdón a esta persona que ha mostrado sus ganas de reinsertarse en la sociedad" y de la que "nosotros estamos muy orgullosos porque ha trabajado mucho para ser merecedora" de esta medida.

Consulta aquí más noticias de Jaén.