Aunque aún no se sabe la fecha de las próximas elecciones regionales, los partidos están moviendo ya sus fichas. Lo más inminente será la designación de sus respectivos candidatos. El PSOE ha anunciado que iniciará este proceso el próximo 14 de septiembre para que la elección se produzca lo antes posible y poder centrar el trabajo en preparar el programa. IU, por su parte, también arrancará este mes con las asambleas locales y provinciales, aunque para conocer al aspirante a la presidencia de la Junta habrá que esperar hasta diciembre. El PP, por medio de su presidente andaluz, Javier Arenas, ha pedido al presidente del Gobierno autonómico que en lugar de «anticipar» su designación, adelante las elecciones en la comunidad.