Aquí veranea un cisne
Cuqui (antes Paquito), buscando comida en la playa de la Albufereta, entre los bañistas (Francisco González).
Aparte de sus alas, este cisne ha demostrado tener mucha inteligencia y un gran instinto de supervivencia. Desde diciembre, que se le vio por primera vez en El Campello, cerca del Club Náutico, hasta hace unos días, que se ha acomodado en un rincón escondido del Cabo, ha escapado, al vuelo, de varios cazadores.

No se conoce dueño a Cuqui (antes le llamaban Paquito), aunque en un principio se le relacionó con el campo de Golf, algo que negaron sus responsables.

En El Campello, el trasiego de embarcaciones y la afluencia de bañistas a la playa, además de los muros y espigones, le dificultaban el acceso a tierra firma y emigró.

No le gustó el tráfico

Se paseó entre el edificio de Aduanas y el Hotel Meliá, pero allí no encontraba sustento y sí muchos coches que podían acabar con él en un descuido, así que remontó de nuevo el vuelo.

En el Cabo sí encontró garcillas y otras aves con las que convivir, aguas tranquilas y personas que lo acogieron con cariño.

Dinos

... si lo has visto este verano

Cuéntanoslo en...

e-mail l zona20alicante@20minutos.es correo l c/Jerusalén, 3, 03001 Alicante o en www.20minutos.es

«Come en la mano pero está solo»

«Es muy agradable, come en la mano y nos alegramos de verlo todos los días, pero está muy solo y nos gustaría que tuviera por lo menos su pareja», han comentado Fernando Viana y Carmen Torres, un matrimonio que se ha encariñado con este cisne blanco. Ellos han visto a un vecino de los apartamentos próximos llevarle comida y agua limpia a diario.