Suben las denuncias, las órdenes de protección y las condenas a los maltratadores en 2015

Minuto de silencio en protesta por la muerte de una mujer asesinada por su expareja.
Minuto de silencio en protesta por la muerte de una mujer asesinada por su expareja.
EFE
A lo largo de todo el año 2015 se presentaron un total de 129.123 denuncias en los juzgados de violencia sobre la mujer, lo que supuso un incremento del 1,9% con respecto a las denuncias presentadas en 2014. Estas cifras, hechas públicas por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, suponen que durante el año pasado se registraron una media de 353 denuncias al día, cifra ligeramente superior a la de 2014, que fue de 347.

A lo largo de todo el año 2015 se presentaron un total de 129.123 denuncias en los juzgados de violencia sobre la mujer, lo que supuso un incremento del 1,9% con respecto a las denuncias presentadas en 2014. Estas cifras, hechas públicas por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, suponen que durante el año pasado se registraron una media de 353 denuncias al día, cifra ligeramente superior a la de 2014, que fue de 347.

En el total de las denuncias presentadas, aparecen 123.725 mujeres como víctimas de violencia de género. Casi un 70% de las víctimas (86.464) eran mujeres españolas, mientras que el 30% restante (37.261) eran mujeres extranjeras.

La presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, ha considerado que "el incremento de denuncias y de solicitudes de órdenes de protección evidencia que la mujer víctima ya no se resigna al silencio de otras épocas y que decide poner los hechos en conocimiento de las instituciones del Estado".

Un 68,8% de las denuncias fueron presentadas por las propias víctimas frente a un 15,5% derivado de la intervención directa de la policía y un 11,3% que traía su causa en parte de lesiones. Un 2,4% de las denuncias lo fueron por familiares de las víctimas, mientras que las denuncias registradas a raíz de la intervención de los servicios asistenciales representaron también un 2%.

Por territorios, Baleares con 82,5 víctimas por cada 10.000 mujeres, Canarias con 71,1, Murcia con 66,3, Comunidad Valenciana, con 64,5 y Andalucía con 61,5, son las Comunidades con una mayor tasa de víctimas de violencia de género, según figuran en las denuncias presentadas en los órganos judiciales, mientras que Galicia, con una tasa del 35,4, y Castilla y León y Navarra, con tasas en torno al 36,3, son las Comunidades con una menor tasa de mujeres víctimas de violencia de género.

Por otra parte, en el año 2015 se produjeron 15.321 casos en los que la víctima se acogió a la dispensa de la obligación legal de declarar, lo que representa un 12% del total de mujeres víctimas. El dato de 2015 es inferior al número de renuncias a continuar con el proceso judicial que se produjo en 2014, que fue de 15.721, un 12,4% del número total de las denuncias que se presentaron aquel año.

En cuanto a la nacionalidad de las mujeres que se acogieron a la dispensa de la obligación de declarar en 2015, un 62,9% (9.641) eran españolas y un 37,1% (5.680), eran de origen extranjero.

El pasado año se acordaron en los diversos órganos judiciales 24.679 órdenes de protección de las 41.757 que se solicitaron, lo que representa un 59,1%, algo más de un punto de incremento sobre el año anterior. Del total de órdenes de protección solicitadas en 2015, 36.292 fueron presentadas en los juzgados de violencia sobre la mujer, lo que supuso un 9% de incremento sobre las solicitadas en 2014, que fueron 33.167. Se acordaron 20.827, un 57% de las solicitadas, exactamente la misma proporción que el año anterior.

En cuanto a las órdenes de protección solicitadas en los juzgados de guardia, fueron 5.465, de las que se acordaron 3.852, un 70%. En un 54% de los casos, la relación de pareja (cónyuge o relación afectiva) se mantenía en el momento de la solicitud de la orden de protección mientras que en un 46% restante la relación se había extinguido. Un 2% de las mujeres víctimas que solicitaron orden de protección fueron mujeres menores de edad.

Además, derivadas de las órdenes de protección y medidas cautelares se adoptaron 57.366 medidas penales, entre las que destacan la orden de alejamiento (acordada en el 76,1% de los casos), la prohibición de comunicación (adoptada en un 75,8%), la suspensión de la tenencia y uso de armas (acordada en el 14,4%) y la prohibición de volver al lugar en que se cometió la agresión (fijada en el 8,7% de los hechos).

Medidas de protección a los menores

Al mismo tiempo se dictaron 15.037 medidas civiles cautelares mientras se resolvía el proceso penal. Dentro de estas medidas, subieron significativamente durante 2015 las medidas de protección a los menores, relativas a la suspensión del régimen de visitas (728 medidas frente a las 565 del año anterior), a la suspensión de la patria potestad (adoptada en 84 casos frente a los 56 de 2014) y a la suspensión de la guarda y custodia (acordada en 1.223 procesos frente a 1.078 del año anterior).

Esta subida se produce esencialmente como consecuencia de las últimas reformas legislativas (Ley Orgánica de protección a la infancia y Estatuto de la Víctima) y al incremento de la actividad de formación continuada de los jueces en materia de violencia de género.

Durante 2015, los órganos judiciales españoles dictaron un total de 46.075 sentencias penales en el ámbito de la violencia de género, de las que el 62,7% (28.870) fueron condenatorias, lo que supone un incremento de un 1,5% respecto a las sentencias condenatorias dictadas en 2014, que representaron un 61,2% del total de las dictadas, consolidando así el incremento que se había observado en 2014 respecto al porcentaje de sentencias condenatorias de 2013.

El mayor porcentaje de sentencias condenatorias se produjo en los juzgados de violencia sobre la mujer con un 77,2% (14.528 condenas), seguido por las Audiencias Provinciales, con un 76% (221 condenas). Un 52,3% (14.121) de las sentencias dictadas por los juzgados de lo penal también fueron condenatorias.

Sobre los retos del futuro, Carmona reconoce que "falta mucho camino por recorrer aún. Echo de menos una mayor implicación de familiares y amigos a la hora de denunciar casos de violencia machista, como ya he señalado en otras ocasiones, y me preocupa el repunte, aunque sea ligero, de los menores enjuiciados por violencia de género".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento