iPhone
Una persona utilizando un iPhone. FORBES

Un hombre ha sido condenado en China a una pena de tres años de prisión después de vender online a su hija de 18 días para poder comprar un iPhone.

El encarcelado, llamado A Duan, encontró a un comprador para su bebé en la red social QQ que estaba dispuesto a pagar hasta 23.000 yuanes -cerca de 3.300 euros- por la niña, según recoge el diario británico Independent

No sabía que era ilegal. Fue el propio comprador el que se entregó a la policía justo después de hacerse con la bebé.

La madre de la niña, según recoge la investigación, trabajaba en varios empleos a jornada partida, mientras el padre pasaba la mayor parte de su tiempo en cibercafés. Ambos tenían 19 años cuando ella tuvo un embarazo no deseado.

La sentencia recoge que el padre "tenía intenciones de adquirir un iPhone y una moto" con los beneficios. El acusado declaró a la policía que él mismo "era adoptado".

"Mucha gente de mi ciudad natal manda a sus hijos a otra gente para que los cuide. Realmente, no sabía que era ilegal", explicó.