El Ministerio iraní de Asuntos Exteriores comunicó a la Embajada de Suecia en Teherán la protesta de Irán por la publicación en un diario sueco de una caricatura del profeta Mahoma, considerada "blasfema" por la República Islámica. Dada la ausencia del embajador y del encargado de negocios de la Embajada, el citado departamento convocó a la encargada de negocios de la legación diplomática, Guia Futbar, informaron los medios de comunicación iraníes.

"Una acción así hiere los sentimientos de más de 1.000 millones musulmanes del mundo", dijo el director general del Departamento para Europa Central y Septentrional del ministerio, Ali Bagheri, según la agencia IRNA, que no facilita detalles de cuándo y en qué periódico fue publicada la caricatura.

No habrá disculpa

El diario sueco Nerikes Allehanda se negó a pedir disculpas por una caricatura de Mahoma publicada recientemente, pese a las protestas del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores.

Nerikes Allehanda mostró el pasado día 19 un dibujo del artista Lars Vilk para ilustrar un editorial en el que se defendía la libertad de expresión y se criticaba la negativa de dos centros culturales suecos a autorizar una exposición con dibujos de aquél, en los que se caricaturizaba al profeta Mahoma, debido a razones de seguridad. La publicación de este diario de Örebro, ciudad de casi 100.000 habitantes situada al sur de Suecia, ocasionó al día siguiente una manifestación de medio centenar de miembros de la comunidad local musulmana.

En septiembre de 2005, un periódico danés publicó doce viñetas del profeta Mahoma que provocaron fuertes protestas en el mundo islámico, con un boicot económico a productos daneses y ataques a sus edificios diplomáticos.

La religión islámica prohíbe la representación gráfica de Dios o su profeta, Mahoma.