Fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha aseguraron que a fecha de hoy en la localidad de Llanos del Caudillo (Ciudad Real) sólo quedan unos 40 inmigrantes de nacionalidad rumana localizados en un sólo asentamiento.

El pasado día 10 de julio, el delegado del Gobierno, Máximo Díaz-Cano y otras autoridades visitaron los asentamientos de Llanos del Caudillo donde había conocimiento de que había unas 350 personas asentadas.

Se realizó una campaña de inspección de trabajo en la zona

Tras esta visita, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha mantuvo una reunión con el alcalde de la localidad, Santiago Sánchez, donde se acordó realizar una campaña de inspección de trabajo para comprobar las contrataciones que se estaban realizando en la zona.

Estas mismas fuentes, aseguraron que tras realizar estas inspecciones de trabajo los inmigrantes han ido abandonando la zona, al ver que los empresarios habían dejado de contratar.

El alcalde Llanos del Caudillo anunciaba esta semana que había interpuesto una denuncia ante la Fiscalía de Ciudad Real por los problemas de inseguridad que entre esta población de 729 habitantes había generado estos asentamientos.