La Junta alerta de un posible caso de lengua azul en Lucena del Puerto

Explotación ovina, las afectadas por la enfermedad de la "lengua azul".
Explotación ovina, las afectadas por la enfermedad de la "lengua azul".

La localidad onubense de Lucena del Puerto se encuentra dentro del radio de acción de 150 kilómetros afectados por el protocolo establecido para la enfermedad de la fiebre catarral ovina, comúnmente conocida como "lengua azul", después de que a finales de julio se detectara un foco en Tarifa (Cádiz).

Cinco días después de que saltara la noticia en el municipio gaditano, se localizó un nuevo caso en Almonte, el segundo en Andalucía, que extendió la zona de vigilancia a toda la provincia onubense y parte de Sevilla.

La Junta aseguró entonces que la enfermedad se extendería a otras explotaciones de municipios cercanos. El delegado de Agricultura y Pesca de la Administración Autonómica en Huelva, Juan Manuel López, señaló que esta teoría "era un secreto a voces" pues era una situación normal y previsible después del foco de Tarifa.

Según López, este caso no llegó por sorpresa y era un claro síntoma de que el plan de vigilancia estaba funcionando.

Nuevo foco

La semana pasada el Ayuntamiento de Lucena del Puerto aseguró que, según los informes elaborados por la Policía Rural desde el pasado 6 de julio, se han observado síntomas de enfermedad compatibles con la "lengua azul" en la cabaña ovina de la localidad.

La Junta, por su parte, ha augurado que las explotaciones de Lucena "posiblemente" den positivo por esta enfermedad. En este sentido, Juan Manuel López señaló que ya se han sacrificado algunos ejemplares de la cabaña con síntomas de padecer la fiebre catarral ovina.

El consistorio lucenero cifró en 44 las ovejas sacrificadas y aseguró que la enfermedad afecta ya a un tercio de las reses y a un cien por cien de las explotaciones del término municipal.

Los animales se han visto afectados por el serotipo 1 y no por el 4 como hasta ahora. La vacunación contra esta última variante hace que la enfermedad sea menos virulenta y los síntomas menos visibles.

Si se confirma el caso de Lucena sería el segundo foco de "lengua azul" en Huelva tras un periodo de dos años sin detectarse ningún brote.

Las claves de la "lengua azul"

La fiebre catarral ovina, más conocida como "lengua azul", es una enfermedad propia de los rumiantes y es provocada por un virus que transmite un mosquito de unos animales a otros.

Esta enfermedad no se transmite a los seres humanos ni a los alimentos por lo que el consumo de carne y subproductos del ganado ovino no tendría por qué verse afectado, como afirma la organización agraria COAG.

El principal problema es de tipo económico para los ganaderos ya que han de hacer frente a las bajadas de precios de los alimentos y al descenso del consumo de estos productos.

Tomar medidas

El secretario general de COAG- Huelva, Juan Antonio Camacho, ha asegurado que el sector era consciente de que esto podía pasar porque es una enfermedad que "va a tardar años en desaparecer".

Camacho señaló que la Junta ha llevado a cabo medidas sanitarias de forma regular y los ganaderos han colaborado para la detección de la enfermedad. También apuntó que "igual la vacuna ha dejado de ser efectiva".

Para erradicar la enfermedad propone que los países vecinos de Marruecos y Portugal adopten las mismas medidas ya que, en caso contrario, sería muy difícil lograrlo.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE HUELVA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento