La Junta de Andalucía impulsa el consumo de productos ecológicos en los comedores de colegios públicos andaluces, que este curso llegará a tres millones, con lo que se ha multiplicado por cinco en los últimos cuatro años el volumen de ingredientes de este tipo consumidos por los escolares.

Así lo ha asegurado este viernes la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, quien ha acudido junto a la titular andaluza de Agricultura, Carmen Ortiz, al CEIP Carmen de Burgos de Málaga capital para presentar el acuerdo suscrito recientemente entre ambos departamentos, con el fin de que se consuman cada vez más productos ecológicos en los comedores de colegios públicos.

Este acuerdo incluye medidas como el asesoramiento en producción ecológica; acciones divulgativas sobre este tipo de producción al personal de cocina y monitores de comedores; información y coordinación de productores para la elaboración de una base de datos de proveedores de alimentos ecológicos dispuestos a suministrar a las empresas de restauración; acciones conjuntas de difusión de los hábitos alimentarios saludables o estimaciones de kilos comprometidos en base a aproximación de menús servidos.

En Andalucía, se sirven unos 21 millones de menús al año en los comedores de colegios públicos. Desde 2009, el uso de ingredientes ecológicos en la elaboración de estos menús es un elemento que puntúa en los pliegos de contratación del servicio de comedor, hecho que ha impulsado en Andalucía el sector de la producción ecológica, siendo "la primera comunidad de España", con algo más de un millón de hectáreas, según ha señalado la responsable de Agricultura.

Ortiz ha destacado que este protocolo "incentiva un consumo sano y una sensibilización de los alumnos y, a través de éstos, de las familias, sobre este tipo de producción, la sostenibilidad, el medio ambiente y el consumo saludable"; y, además, "ponemos en valor la producción ecológica", considerando que el liderazgo ecológico de Andalucía en superficie y en producción "debe acompañarse de un incremento en el consumo interno, asignatura pendiente del potencial andaluz en este modelo productivo".

Ha indicado que en este acuerdo hay 29 empresas de catering que se han suscrito a colaborar y en torno a 46 empresas de producción ecológica para suministrar esos productos, al tiempo que ha considerado que se trata de "una iniciativa muy positiva" pues supone una concienciación "del respeto al medioambiente y el consumo saludable", así como el apoyo a un sector "que está siendo vanguardia y pionero" en Andalucía.

Extender este tipo de actuaciones

Ortiz ha señalado que la Consejería de Agricultura tiene prácticamente terminado el Tercer Plan Andaluz de Producción Ecológica, "que va a salir pronto", y ha precisado que "una de las medidas es seguir extendiendo actuaciones como éstas en otros servicios públicos, como puede ser hospitales o residencias de mayores".

Por su parte, la consejera de Educación ha manifestado la satisfacción por este acuerdo, al considerar que a los niños "los tenemos que educar y es en el sentido más amplio de la palabra, no solo saber matemáticas, historia y geografía, sino hay que educar en valores".

"Y creo que también en la alimentación tienen que aprender a poner en valor lo que es una alimentación sana y que cumpla con unos requisitos, sobre todo que cuide al medio ambiente, con lo que estamos favoreciendo la educación en nuestros niños", ha manifestado De la Calle.

La titular andaluza de Educación ha destacado que "es nuestra preocupación que nuestros niños estén adecuadamente alimentados", para lo que, ha apuntado, "tenemos un riguroso control de cómo se lleva a cabo no sólo por parte de la propia Consejería sino por el Servicio Andaluz de Salud (SAS)".

Así, ha explicado que "nos sometemos a una serie de criterios dictados desde el Ministerio y que luego descienden a nuestro nivel" y ha puesto como ejemplo que se contempla que "haya fruta y vegetales todos los días y mayor proporción de pescado que de carne". Son indicaciones que se incluyen en los pliegos de empresas que no son para comedores propios, porque en éstos "incidimos de forma más directa".

Así, De la Calle ha celebrado la colaboración entre ambas consejerías que en su opinión "demuestra cómo en el Gobierno andaluz no se trabaja de forma aislada, sino como un todo en casi todas las cosas que llevamos a ejecución".

Los comedores escolares son un servicio complementario de conciliación de la vida laboral y familiar y una pieza importante en todas las medidas dirigidas a mejorar los hábitos alimenticios de los niños y a prevenir problemas de salud como la obesidad. Asimismo, representan para muchas familias una ayuda económica, dadas las bonificaciones existentes en función de la renta.

Los menús de los comedores escolares públicos siguen las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y de la Consejería de Salud en cuanto a alimentación saludable, promoviendo que sea completa y equilibrada, supervisada por nutricionistas y caracterizada, además, por el uso de aceite de oliva virgen extra, la limitación de los precocinados y los fritos y la apuesta por la dieta mediterránea y los productos ecológicos.

En la actualidad existen dos modalidades para la prestación del servicio de comedor escolar: la gestión directa por parte de la Consejería y la concesión o contratación del servicio a una empresa del sector. Esta última modalidad se gestiona a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación, que contrata a las empresas mediante concursos públicos. En este curso escolar son cerca de 40 las empresas contratadas en Andalucía para prestar este servicio.

Producción ecológica andaluza

Por otro lado, Andalucía cuenta con algo más del 50 por ciento del total de superficie ecológica en España y el número de industrias se ha multiplicado por cuatro en los últimos diez años. La superficie ecológica en 2015 asciende a 1.008.927 hectáreas, un 18,2 por ciento más que el año anterior. Asimismo, en 2015 se certificaron 13.296 operadores y 1.445 actividades industriales, un 25,3 y un 22,3 por ciento más que en 2014, respectivamente.

Los mayores crecimientos en el último año se han dado en el cultivo de cereales, con 79.270,53 hectáreas, un 47,8 por ciento más que en 2014; olivar, con 75.210,63 hectáreas (+29,6%); pastos, 666.221,79 hectáreas (+29,2%); y frutos secos, con 46.119,02 hectáreas (+26,1%). En cuanto a ganadería ecológica, el número de explotaciones andaluzas asciende a 4.762 (+35,2%), con 614.811 cabezas de ganado.

Según ha explicado la consejera de Agricultura, la mayor parte de la producción se destina a los mercados internacionales, "que valoran mucho la calidad de nuestros productos agroalimentarios, por lo que hay que seguir avanzando para conseguir ser igual de competitivos en el mercado interno". En este sentido, ha recordado que se trata de alimentos producidos por agricultores y ganaderos ecológicos "comprometidos con la protección del medio ambiente".

Consulta aquí más noticias de Málaga.