Un ataque de cánidos ha causado la muerte de cincuenta ovejas y herido a otras ocho en una explotación ganadera de Castrogonzalo, según informó el propietario, Manuel Fraile.

El ganadero aseguró que las dentelladas que presentaban las ovejas indicaban que fueron lobos, y no perros asilvestrados, los que lanzaron el ataque, que le ha causado pérdidas de entre 8.000 y 9.000 euros, por las ovejas muertas, y de otros 2.500 euros mensuales por la leche que obtenía de ellas.

Ataque

Fraile explicó que el ataque se produjo en la madrugada de ayer en el aprisco en el que guarda su rebaño, situado a unos veinte metros de la casa de campo en la que vive.

Aunque sobre las cuatro de la madrugada oyó a los perros ladrar, no le dio importancia, pensando que se trataría de algún otro animal que rondaba la finca. Por la mañana, sin embargo, comprobó que había sido un ataque de lobos.

Es la primera vez que sufre un ataque de este tipo en su explotación

El ganadero está ahora a la espera de que mañana llegue un camión para llevarse los animales muertos, que formaban parte de un rebaño de más de 600 ovejas, según explicó.

Fraile agregó que, aunque es la primera vez que sufre un ataque de este tipo en su explotación, el año pasado otro rebaño de Castrogonzalo fue víctima de un ataque cuando dormía y otras dos ovejas fueron atacadas de día.

Por este motivo, el ganadero reclamó un mayor control de la población de lobos, para evitar que en el futuro se repitan los ataques.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZAMORA