La Guardia Civil desarticuló un grupo organizado dedicado a la introducción de hachís por la costa almeriense en una operación en la que fueron detenidas siete personas y se decomisaron más de 3.000 kilos de hachís que desembarcaron en la playa de las Palmerillas, en Roquetas de Mar.

Según informó hoy el instituto armado, la operación se inició sobre las 05.45 horas de ayer cuando una patrulla del Servicio Fiscal y Territorial de la Guardia Civil en reconocimiento de costas detectó la presencia de una embarcación tipo zodiac que navegaba rumbo a la costa del Poniente almeriense.

Vigilancia

En el lugar del avistamiento se activó un dispositivo de vigilancia compuesto por patrullas de servicio en la zona y por agentes de paisano de la unidad de Policía Judicial, que observaron cómo, una vez tocó tierra la embarcación, varias personas iniciaron la descarga de numerosos bultos que fueron trasladados a un camión próximo a la playa.

Varias personas iniciaron la descarga de numerosos bultos

Ante la sospecha por parte de los agentes de que, por su tamaño y aparente peso, los bultos podían contener hachís, procedieron a la detención del grupo de personas y a la incautación de 103 fardos de arpillera que, con un peso total de 3.090 kilos, habrían supuesto la introducción en el mercado ilícito de más de doce millones de dosis.

Además de la sustancia estupefaciente incautada, los agentes intervinieron durante esta operación un camión marca Mercedes con matrícula de Madrid, un GPS, un teléfono satélite, tres teléfonos móviles y la embarcación en la que fue trasladada la droga, que es una zodiac de doce metros de eslora dotada con tres motores de doscientos caballos de potencia.

Los detenidos, identificados como Y.B., K.C., H.F., H.E.A. y B.A.E.O. -todos ellos magrebíes de entre 22 y 49 años-, así como J.L.G. y A.M.G. -almerienses de 43 y 45 años, respectivamente- serán puestos en las próximas horas a disposición de la autoridad judicial como presuntos autores de delitos contra la salud pública.

La sustancia intervenida fue trasladada al Servicio de Restricción de Estupefacientes de Sanidad Exterior del Puerto de Almería, donde se procederá a su pesaje, valoración oficial y determinación analítica.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALMERÍA