Cultivando cebolla trabajaban los 'irregulares'
Explotación de trabajadores irregulares en la industria agrícola. ARCHIVO

Las Fuerzas de Seguridad del Estado han detenido a un empresario en Montalvos (Albacete) acusado de contratar a 17 inmigrantes irregulares para la recolección de la cebolla con tarjetas identificativas falsas en las que figuraban los datos de personas que se encuentran en España en situación legal.

El delegado del Gobierno en la región, Máximo Díaz-Cano, informó de la detención del responsable de la empresa de servicios agrícolas Estratega Manchega S.L., un ciudadano colombiano identificado como H.M.B.T., al que se le imputan delitos contra los derechos de los trabajadores y de usurpación de estado civil.

Usurpación y estancia irregular 

También han sido detenidos los diecisiete trabajadores, acusados de usurpación de estado civil y de estancia irregular, y a dieciséis de ellos se les ha abierto expediente de expulsión, puesto que el otro ya tiene un expediente resuelto por este motivo.

El lunes, agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Albacete y de la Inspección de Trabajo se desplazaron a Montalvos para realizar un control de la situación de los trabajadores que se encontraban en el término municipal en labores de recolección de cebolla.

Los agentes identificaron al gerente, al encargado y a tres tractoristas de la empresa responsable de la explotación
Los agentes identificaron al gerente, al encargado y a tres tractoristas de la empresa responsable de la explotación, todos ellos de nacionalidad española, así como de diecisiete trabajadores de la empresa de servicios agrícolas Estratega Manchega.

Los trabajadores carecían de documentación, pero facilitaron a los policías las tarjetas de la empresa de doce de ellos, en las que figuraba su fotografía, un número de identificación de extranjeros (NIE) y un nombre.

Ante la imposibilidad de verificar si era ésa su verdadera identidad, los agentes los llevaron a dependencias policiales, donde comprobaron su verdadera identidad y determinaron que todas las filiaciones eran falsas.

Los datos aportados pertenecían a otras personas que se encuentran en situación regular en España.

A disposición judicial

El propio empresario confeccionaba las tarjetas de trabajadores de la empresa para burlar las inspecciones de trabajo e instaba a los trabajadores a identificarse ante los agentes con los nombres que aparecían en sus tarjetas.

Del mismo modo, algunos detenidos manifestaron haber firmado un contrato de trabajo a nombre de la persona cuyos datos figuraban en la tarjeta. El empresario y los diecisiete trabajadores permanecen a disposición de las autoridades judiciales.
 

CONSULTA AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN DE ALBACETE