Gallardón, en el mercado de San Enrique
Gallardón, en el mercado

Las obras de reforma del mercado municipal de San Enrique, que se iniciaron el pasado mes de mayo con la intención de remodelar un espacio que en los últimos tiempos había experimentado un progresivo deterioro hasta reducir el grado de ocupación en un 45 por ciento, podrían estar terminadas a finales de septiembre.

Así lo ha anunciado el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, quien, acompañado del viceconsejero de Economía y Consumo, Enrique Ossorio, y el delegado de Economía y Empleo, Miguel Angel Villanueva, visitó el estado de los trabajos del mercado ubicado en Tetuán, que han contado con un presupuesto de 5 millones de euros, de los un 30 por ciento han sido aportados por el Ayuntamiento.

El primer edil madrileño recordó que desde 2003 la Administración local ha rehabilitado de forma integral 9 mercados municipales, ha modernizado otros 9, está realizando en obras en 4 instalaciones y espera concluir antes de 2007 los trabajos de mejora de otros 4 centros, entre los que se encuentra el de San Enrique, que estará terminado "incluso antes de que finalice el mes de septiembre".

Dos mercados más para Las Tablas y San Chinarro

Además, avanzó que en esta legislatura se construirán dos mercados municipales en Las Tablas y San Chinarro, zonas de la capital donde Gallardón reconoció que existían "lagunas" que ya, a pesar de su desarrollo urbanístico, no contaban con ninguna infraestructura comercial.

El mercado de San Enrique, que se ubica en la confluencia de las calles de Lérida y San Enrique, fue construido en 1965 y, tras su remodelación, contará con un supermercado que se extenderá en una superficie de 2.100 metros cuadrados, creará 63 nuevos puestos de trabajo, tendrá 40 locales y dispondrá de un aparcamiento con 41 plazas disponibles.