El sindicato ELA ha acusado a la consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, de "desinformar" a la sociedad sobre la situación del acero, para "ayudar a grandes empresas de capital extranjero".

En un comunicado, ELA ha afirmado que es "inexacto hablar de dumping chino cuando la propia Arcelor produce acero en China", al tiempo que ha denunciado que hay "una gran opacidad sobre la factura eléctrica".

A su juicio, se ha puesto en marcha una campaña "para mostrar una realidad distorsionada del sector del acero" ante la decisión de Arcelor Mittal de cerrar de "manera temporal e indefinida" su planta de Sestao. En este contexto, ha opinado que el Cluster del Acero y el Gobierno vasco "acusan al 'dumping Chino' y a la factura eléctrica de esta decisión".

Para ELA, "existe un interés común de instituciones y empresas para responsabilizar de las decisiones traumáticas que afectan al empleo y a las condiciones laborales, a actores y a factores que se encuentran a miles de kilómetros". Por ello, considera que las reuniones de la Mesa del Acero, impulsadas por el Ejecutivo vasco, "están intentando trasladar a la opinión pública que quienes participan son defensores de la industria vasca".

El sindicado ha advertido de que el Gobierno vasco pretende "hacer creer a la sociedad" que a empresas como Arcelor les importa la industria, el empleo y la sociedad vasca, está acusando al 'dumping chino' de los ajustes en las acerías vascas, cuando esta compañía "también produce en China".

Por otro lado, ha reprochado que existe una "gran opacidad" en los datos que se presentan a la opinión pública respecto a la factura eléctrica de los grandes consumidores de electricidad" y ha mostrado su temor de que se intente "abaratar aún más la factura eléctrica a los grandes consumidores industriales", lo que "conllevaría el encarecimiento de la factura de las industrias pequeñas y medianas y de las familias".

ELA ha lamentado que "cada venta de empresas de capital vasco a fondos especulativos es recibida con satisfacción por el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco" y "ha decidido que su actividad principal es desinformar a la sociedad para ayudar a las grandes empresas de capital extranjero". Finalmente, ha llamado a los trabajadores y a la sociedad en general a "no caer en esa trampa".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.