Funcionan con una tarjeta y pretenden que los bañistas se conciencien con el medio ambiente. Ahora hay un ingenio muy útil para ahorrar agua, y lo están probando en una playa de Girona.

Son duchas de prepago. De momento sólo hay una de prueba, pero si funciona bien los ingenieros colocarán cerca de 40 en las playas de La Escala, en Gerona.

Es una idea pionera en el litoral catalán: una ducha que funciona con tarjeta prepago. Así los bañistas además de despegarse la arena se conciencian con el medio ambiente.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE GIRONA