Juan Carlos I y Mohamed VI
El Rey Mohamed VI, durante una reunión con el Rey de España, Juan Carlos I. ARCHIVO

El rey Mohamed VI instó el lunes a los políticos de Marruecos a garantizar que las elecciones parlamentarias de septiembre estén limpias de cualquier tipo de corrupción.

Las elecciones del 7 de septiembre enfrentarán a la clase dirigente laica que lleva gobernando Marruecos más de 50 años con los islamistas, que han aprovechado la desilusión generalizada con los políticos, considerados por muchos como corruptos o ineficaces.

"Instamos (a los partidos políticos) a ver que las elecciones son impecablemente limpias, libres de cualquier sospecha y de arreglos artificiales", dijo el Rey en una alocución al país norteafricano, donde la monarquía ejerce el poder final.

"Les instamos a respetar la libre voluntad del pueblo", declaró Mohamed VI, en su mensaje a la población de este país de 30 millones de personas. Varias encuestas han mostrado que los marroquíes tienen en poca estima al actual Parlamento por el historial de compra de votos.

"Les instamos a respetar la libre voluntad del pueblo", declaró Mohamed VI en sus declaraciones

La pobreza rural es aún generalizada en Marruecos y en las ciudades el desempleo es alto, lo que alimenta las tensiones sociales de las que muchos responsabilizan de un incremento en la militancia religiosa. Mohamed VI se ha mostrado partidario de adelantar un proceso de modernización del sistema político y social marroquí .

El norte de África lleva en alerta desde que el brazo regional de Al Qaeda, la Organización Al Qaeda en el Magreb Islámico, con sede en Argelia, amenazó el mes pasado con incrementar los atentados contra gobernantes regionales "corruptos" y sus aliados occidentales.

El resultado de las elecciones será seguido muy de cerca por observadores internacionales.