El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha advertido este jueves que "el Partido Popular "votará no" a la candidatura de Pedro Sánchez (PSOE) en la sesión de investidura prevista para el 1 de marzo, porque desde su partido tienen un "proyecto mejor".

La aritmética es tozuda y sólo hay dos opciones: o un gobierno de exclusión contra el PP o un gobierno de consenso que es el que propone el PP

Durante la presentación de un acto en el periódico La Razón, el mandatario ha manifestado que "es la primera vez que alguien que no gana las elecciones se presenta a la investidura" y ha arremetido duramente contra la "pantomima" que cree que va a realizar Sánchez ante la sesión del Congreso el próximo 1 de marzo.

"El PP con sus 123 diputados va a votar no a la candidatura del señor Sánchez, porque tenemos para ello poderosas y democrácticas razones. Porque hemos presentado un proyecto, distinto, mejor y más coherente", ha advertido el líder popular.

"La aritmética es tozuda" y en España "sólo hay dos opciones: o "un gobierno de exclusión contra el PP o un gobierno de consenso que es el que propone el PP".

Asimismo, Rajoy ha acusado al líder socialista, de protagonizar un "simulacro de investidura" al que ha llegado tras un actuación propia de "una comedia de enredo" con escenas de cortejos y de celos.

"Necesitamos un gobierno, sin duda. Pero no un gobierno como sea, ni un gobierno de cualquier manera, ni un gobierno a cualquier precio, y mucho menos un simulacro de investidura que no se creen ni sus firmantes", ha subrayado.

"La única mayoría", con "los 69 diputados de Podemos"

Además ha advertido de que "la única mayoría" que puede hacer a Pedro Sánchez presidente del Gobierno "exige inexcusablemente" la presencia de los 69 diputados de Podemos.

"El señor Sánchez solo puede ser presidente con los votos de quienes quieren acabar con nuestro orden constitucional", ha añadido el líder del PP.

Conducen a un bloqueo político que no se puede permitir el país

Y ha apuntado que salvo que Albert Rivera, "en su fulgurante evolución ideológica", descubra que "también es compatible" con Podemos, ese acuerdo necesitaría, "de una y otra manera, del concurso de los independentistas". Hubo también mensaje de Rajoy a Rivera: "Me reúno cuantas veces quiera, pero le agradecería que no me tome el pelo".

Rajoy ha señalado que "en este nuevo tiempo" de la política española "sobran los intentos de exclusión, sobra el sectarismo y sobra la criminalización del adversario" que en su opinión están haciendo las demás formaciones políticas.

Ha añadido que todas estas actitudes son "democráticamente inaceptables" y además "conducen a un bloqueo político que no se puede permitir el país"

También ha indicado que al día siguiente de las elecciones del 20 de diciembre, el PP propuso un pacto al PSOE y Ciudadanos.

Quiere ser candidato si hay otras elecciones si el PP "quiere"

Rajoy ha insistido que si vuelve a haber elecciones será de nuevo candidato si su partido "quiere", aunque ha admitido que puede haber en las filas populares quien no esté de acuerdo con que repita.

"Estoy seguro que, aunque a mí no me lo cuenten, hay gente en ello", ha dicho Rajoy en alusión a quien pueda haber en su partido que no quiera que vuelva a ser candidato.

Ha admitido que puede haber en las filas populares quien no esté de acuerdo con que repita

Ha asegurado que su intención es presentarse otra vez, y para eso "solo" necesita una cosa, que es el apoyo de su partido. "Hasta ahora he tenido el apoyo y la suerte de tener siempre el apoyo de mi partido, incluso en circunstancias muy difíciles, y eso a mí me compromete mucho", ha apuntado.

Tras recordar todos los cargos que ha tenido en el PP, Rajoy ha subrayado que fue el candidato en las elecciones generales "hace nada", el 20 de diciembre, y las ganó.

Por eso, frente a quien considera que tiene que dimitir ha replicado: "oiga, ¿y el que quedó segundo?, ¿Y el tercero? ¿Y el cuarto". "No queda nadie entonces", ha ironizado.

"Por tanto, si mi partido quiere, yo estoy dispuesto a dar esa batalla, como he estado dispuesto a dar otras tantas", ya dicho Rajoy, quien ha vuelto a aludir a sus detractores al señalar, sobre "lo que digan los demás", que "probablemente tengan mala suerte".