Patrick Willocq - Walé 2ème Regard
Retrato de una mujer de la etnia pigmea de los ekondas. Acaba de ser madre y debe cumplir con un ritual muy estricto. Foto del francés Patrick Willocq © Patrick Willocq, France, Shortlist, Professional , Portraiture, 2016 Sony World Photography Awards

Media docena de fotógrafos españoles competirán este año por los Sony World Photography Award, los premios conocidos coloquialmente como los Oscar de la fotografía. El galardón, que llega a la novena edición, ha batido otra vez todos las marcas y se consolida como el certamen más popular y concurrido del mundo. Este año ha crecido un 33% con respecto a la edición de 2015 y ha recibido 230.103 imágenes llegadas de 186 países.

La novena edición del certamen, producido por la World Photography Organisation (WPO) una entidad gremial formada por varios miles de fotógrafos de todo el mundo, ha difundido la lista con los 270 finalistas. La diversidad de enfoques, estilos y temas vuelve a ser la norma en un concurso cuyo gran logro es aceptar tanto a profesionales como a aficionados y jóvenes valores y evaluar la fotografía por la fotografía misma, sin que medien juicios estéticos o ideológicos. No es un premio para reporteros, pero el fotoperiodismo es bienvenido desde la creencia indudable de que toda foto contiene información en sí misma.

Documentalismo social

Los organizadores están orgullosos del "carácter internacional" y de masiva participación que se ha labrado la convocatoria, que desde la primera edición, celebrada en 2007, ha recibido más de un millón de fotos. "Estamos muy satisfechos", señala Gris de Scott, director general de la WPO. "A pesar del aumento en el número de fotógrafos y la cantidad de imágenes", la selección final de este año está "por encima de todos los demás", no sólo por la cantidad, sino por el "gran alcance" de las imágenes de categorías como el documentalismo social.

Desde el conflicto de Ucrania a las interminables colas de refugiados El jurado, presidido por las críticas y escritoras inglesas Dominique Green y Sue Steward, ha destacado la "originalidad y el fuerte sentido de la empatía" en el trabajo de los finalistas. Entre las cientos de miles de imágenes recibidas se muestran "temas sutiles (con un) delicado manejo de momentos privados e íntimos", y las principales "historias públicas que dominan las noticias, desde el conflicto de Ucrania a las interminables colas de refugiados en busca de una vida mejor en Europa".

Fotos casi abstractas

Entre los 270 finalistas hay seis fotógrafos españoles. Entre los profesionales —que deben remitir una serie de diez fotografías temáticas o relacionadas— aparece Bibiana Omar Zajtaj, que compite en la modalidad de bodegones con una colección de fotos casi abstractas gracias al contraste extremo entre blanco y negro.

Propietarios de gallos de pelea en Bali y mellizos en una aldea de la India En retratos y también en la categoría profesional está Rubén Salgado Escudero, ganador de uno de los premios de 2015, que esta vez concurre con un reportaje sobre propietarios de gallos de pelea de la isla de Bali, y  Jordi Pizarro compite en gente con una serie titulada Good Things Come Together (Las cosas buenas vienen juntas), donde muestra la gran cantidad de mellizos de una aldea del sur de la India.

Tres españoles entre los aficionados finalistas

En la categoría abierta a aficionados, donde se juzga y premia una sola foto, hay tres españoles que llegan a la final. Daniel Arranz Molinero, en gente; Carlos F. Turienzo, en fotografía panorámica, y Pedro Diaz Molíns, en postproducción.

La gala de entrega de los premios será el 21 de abril en Londres y una selección de las fotos finalistas será mostrada desde el día siguiente y hasta el 8 de mayo en una exposición en la Somerset House de la capital del Reino Unido. El ganador en la categoría profesional recibirá un premio en efectivo de 25.000 dólares, unos 22.000 euros, y el título L'Iris d'Or al Fotógrafo del Año. Los triunfadoresde cada categoría y en todas las modalidades obtendrán 5.000 dólares de premio, 4.400 euros, así como un equipo fotográfico de gama profesional de la marca Sony, patrocinadora del certamen

El galardón especial será para RongRong & inri, matrimonio de fotógrafos  La exposición también incluirá la primera muestra europea de envergadura de la pareja-matrimonio de los fotógrafos RongRong & inri, chino y japonesa respectivamente, que trabajan en común desde hace quince años, y son autores de uno de los libros más poéticos de los últimos años, Tsumari Story, una crónica sobre la sensibilidad del extremo oriente. Los fotógrafos recibirán el galardón especial del premio por su contribución a la fotografía moderna