El secretario general del PSOE en la provincia de Ourense, Raúl Fernández, ha señalado este lunes que su formación política "no ha decidido todavía" si se presentará como acusación popular en el caso Baltar, como ha hecho Democracia Ourensana (D.O.).

Para Fernández, se trata de un caso "eminentemente político", por lo que ha subrayado que "debería ser la justicia" la que "tomase cartas en el asunto", en relación al caso en el que han sido citados como investigados el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, y la mujer que lo había denunciado previamente por ofrecerle supuestamente un empleo a cambio de sexo.

Tras ser preguntado por la postura de D.O., que este lunes presentó en la Audiencia de Ourense una solicitud para personarse como acusación popular, Fernández ha confirmado que "se está en este tema" pero que su formación "no lo tiene decidido todavía". "Esta es una situación eminentemente política y debería ser la justicia quien de por sí tomara cartas en el asunto", señaló.

Durante una rueda de prensa en la que la diputada del PSOE Rocío de Frutos y el senador Luis García Mañá dieron a conocer cuáles serán sus aportaciones en el Congreso y el Senado, Raúl Fernández ha reiterado que su partido "viene pidiendo permanentemente" la dimisión de Manuel Baltar "por los hechos por los que fue denunciado".

A su juicio, "la actuación" de Manuel Baltar "no es admisible" y por ello le conminó una vez más a "dimitir por ética, por decencia, por justicia y respeto a los ciudadanos".

El secretario general del PSOE en Ourense ha considerado que Baltar "tiene cobertura desde Santiago", y que esta "tiene que ver con lo que se está jugando Feijóo" de cara a unas futuras elecciones autonómicas. "Eso no puede ser una excusa", ha agregado.

Congreso y senado

Durante el acto, la nueva diputada del PSOE, Rocío de Frutos, y el nuevo senador, Luis García Mañá, informaron sobre cuáles van a ser los ejes de su actuación en Madrid.

Así, García Mañá ha resaltado que trabajará como vicepresidente de la comisión de interior y tendrá una vocalía en la comisión de justicia. Además, ha reivindicado su apuesta por integrarse en la comisión de despoblación, que busca soluciones a un problema acuciante de la provincia de Ourense, la falta de un relevo generacional.

Por su parte, Rocío de Frutos informó de que trabajará como portavoz adjunta en la comisión de empleo y como vocal en las comisiones del Pacto de Toledo y de discapacidad. También señaló que se ha presentado para formar parte de las comisiones de agricultura, fomento, industria y turismo y administraciones públicas.

Los dos representantes políticos ourensanos presentaron un proyecto para "acercarse a la ciudadanía" a través de la creación de una oficina de atención en la sede del PSOE en la capital.

Esta oficina, que funcionará por días, servirá para que sean los propios ciudadanos los que expongan sus problemas y preocupaciones a Rocío de Frutos y García Mañá. El PSOE ourensano también se plantea realizar esta labor por toda la provincia, acercándose a las cabeceras de comarca.

Consulta aquí más noticias de Ourense.