Colonia
Agentes de policía alemanes hacen guardia frente a la estación central ferroviaria de Colonia (Alemania). EFE/Maja Hitij

Sólo tres de los 58 arrestados por las agresiones sexuales de Nochevieja en Colonia eran refugiados de guerra. En concreto, dos sirios y un iraquí, tal y como aseguró el fiscal de la ciudad germana al periódico Die Welt y como recoge The Independent. Los 55 sospechosos restantes proceden principalmente de Argelia y Marruecos, pero entre ellos también se encuentran tres alemanes.

Estas informaciones cambian el rumbo de la investigación, que en un primer momento y siguiendo las primeras declaraciones de algunos testigos indicaban que la mayoría de los atacantes eran en su mayoría solicitantes de asilo después de que el país acogiera una gran ola de refugiados. La investigación, sin embargo, que necesitó el interrogatorio de más de 300 personas, evidencia una realidad diferente.

De las 1.000 denuncias, cerca de 600 estaban relacionadas con hurtosLos hechos se remontan al 1 de enero, cuando la policía recibió más de 1.000 denuncias por robos, agresiones sexuales y alguna por violación en las proximidades de una estación de tren del centro de Colonia, en lo que parecía una acción coordinada de manera masiva. De ese total de denuncias, 600 estaban relacionadas con hurtos.

La policía de Colonia que se encontraba en el lugar de los acontencimientos aquella noche afirmó entonces que, debido a la masificación y al ruido de los fuegos artificiales, les fue imposible percartarse de lo que estaba sucediendo a su alrededor.