Lince ibérico
 Lince ibérico. EFE

Un lince macho nacido en 2015 procedente del Parque Natural Sierra de Cardeña y Montoro (Córdoba) ha sido liberado este lunes en Coto del Rey, en Doñana, para continuar reforzando genéticamente la población de este felino en la comarca Doñana-Aljarafe.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha sido la encargada de abrir la trampilla de la jaula en la que se encontraba el lince, de nombre 'Montoro', después de que el director del proyecto Life+Iberlince, Miguel Ángel Simón, le haya explicado la evolución en la recuperación de este felino desde 2000.

Simón ha destacado el éxito de las reintroducciones fuera de la comunidad andaluza y ha avanzado que se prevé que en 2016 se hayan superado los 400 ejemplares en el censo de la especie —de los que entre 360 y 370 se encuentran en Andalucía—, lo que supone cuadruplicar la cifra existente en el año 2000.

El lince ibérico está restringido a dos áreas separadas entre sí, Doñana-Alja y Sierra Morena

La zona de Coto del Rey, integrada en el Espacio Natural de Doñana, presenta un hábitat excelente y una elevada densidad de conejos, lo que incrementa las posibilidades de éxito de esta iniciativa de conservación. Con esta actuación se pretende evitar los problemas derivados de la endogamia de la especie, favoreciendo su asentamiento en la zona, según ha explicado Simón a la presidenta.

El proyecto Life, el tercero que se lleva a cabo en Andalucía, da continuidad al trabajo realizado en los últimos años en la región, que ha posibilitado que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) haya rebajado la categoría de amenaza del lince ibérico de 'en peligro crítico' a 'en peligro'.

Con este lince, que portará un collar con un emisor para su permanente localización, se elevan ya a siete los ejemplares procedentes de Sierra Morena que se han liberado en la comarca Doñana-Aljarafe. Hasta la fecha se han liberado más de 130 ejemplares, la mayor parte en Andalucía y el resto en Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal, procedentes del programa de cría en cautividad (80%) y de las poblaciones silvestres de Sierra Morena o Doñana.

En la actualidad, el lince ibérico está restringido a dos áreas separadas entre sí, Doñana-Aljarafe y Sierra Morena (Guadalmellato-Cardeña-Andújar-Guarrizas), aunque en 2014 se iniciaron reintroducciones en Portugal, Extremadura y Castilla-La Mancha, comenzando así la expansión de la especie fuera de Andalucía.