El alcalde de Manzanares (Ciudad Real), Julián Nieva, ha explicado que, según la dirección general de Salud Pública, el brote de legionela del pasado mes de diciembre en esta localidad "está cerrado" y que este nuevo caso, al parecer, no está asociado al mismo.

"Nos indican que todos los inviernos hay casos no asociados a brotes y éste se contempla como un caso aislado", según el primer edil.

Nieva ha confirmado que todos los puntos susceptibles de transmitir la legionela siguen cerrados y su reapertura siempre se hace cuando la dirección general de Salud Pública lo permite, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

También se ha referido a que aún no hay constatación científica respecto a cuál fue el lugar del que surgió el brote. El alcalde ha dicho que las autoridades sanitarias y de medio ambiente no han dejado de trabajar desde entonces.