León
Imagen de archivo de un león bebiendo agua de una charca. GTRES

La Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA) se ha dirigido a los eurodiputados españoles solicitándoles que apoyen una Declaración Escrita en el Parlamento Europeo con el objetivo de restringir la importación de los trofeos de caza en los Estados miembros de la Unión. 

Se cree que unas 36.000 especies desaparecen del planeta cada año, una tasa 100 veces mayor de lo normal, en lo que ya se considera el sexto periodo de extinción masiva.

La práctica contribuye a la muerte de cientos de especies en la actualidad, especialmente por la UE, que constituye un mercado muy atractivo para los cazadores.

Entre 2004 y 2013 más de 27.000 trofeos procedentes de África y América fueron adquiridos en la Eurozona.

Hasta la fecha la práctica de este tipo de caza está sujeta a la viabilidad de las poblaciones de animales en origen y se justificaba por la contribución económica que esta actividad supuestamente significaba para la inversión en la conservación de la especie en su conjunto en el país de origen.

Sin embargo, los estudios científicos e informes de seguimiento realizados muestran que el resultado de la caza para la obtención de trofeos ha sido precisamente el contrario.

Por una parte los recursos financieros implicados casi nunca son reinvertidos en la conservación de las especies y la práctica de los sobornos y la deficiencia e inexactitud de los datos procedentes de los países de origen hacen muy difícil evaluar el factor del riesgo real para la supervivencia de las especies, actuando como motor, al mismo tiempo, del tráfico ilegal.

En Sudáfrica se práctica la caza 'enlatada' en la que se ofrecen a los cazadores  animales criados en granjas"Como consecuencia extrema de este tipo de caza, se ha originado en países como Sudáfrica la práctica de la caza 'enlatada' en la que se ofrecen a los cazadores europeos animales que han sido criados en granjas (sobre todo leones), en condiciones de cautividad lastimosas, sin valorar la necesaria diversidad genética y sin recursos de conocimiento y experiencia en la supervivencia que los convierten en diana segura de este tipo de actividad a la que ya dudosamente se podría llamar caza", explica el portavoz de ANDA, Alberto Díez.

Muchas de las personas que practican esta modalidad de caza proceden de la Unión Europea que también es el mayor importador de trofeos (hasta 27.000 entre 2004 y 2013) siendo España uno de los países con mayor volumen de importaciones (junto a Francia y Alemania).

Por todo ello ANDA se ha dirigido a los eurodiputados españoles solicitándoles que apoyen esta iniciativa para cambiar la legislación europea y así asegurar la correcta aplicación de las normas por parte de los Estados miembros y concienciar a los países que están emitiendo estos permisos de caza del impacto que supone el negocio de los trofeos en la conservación y el bienestar de los animales.