La Duquesa de Alba disfruta estos días de la costa en Marbella, donde hace una semana se reunió con su hija, Eugenia Martínez de Irujo.

Cayetana salió a almorzar con su inseparable amiga, Carmen Tello, mujer del torero Curro Romero, y su perrito.

A su llegada al restaurante, la Duquesa preguntó a la prensa si todos los días la iban a grabar, pues "en verano todos tienen derecho a descansar, y algunos no lo comprenden".

Eso sí, cuando los periodistas le dijeron que iba muy guapa, ella comentó, entre risas, que ella siempre ha sido "una mujer muy moderna".

En esta ocasión, la duquesa iba con un conjunto de falda y blusa rosas, a juego con sus gafas de sol.

Sobre Cayetano Rivera, hermano del que fuera su yerno, y con los que aún mantiene una buena relación, la Duquesa afirmó que "está bien".