Los Mossos d'Esquadra han desarticulado en Tarragona una banda criminal que robaba a ancianos en cajeros automáticos, donde les distraían mientras operaban con las tarjetas bancarias, les intimidaba, y les quitaban el dinero.

La policía catalana ha detenido a cuatro personas, tres hombres y una mujer, uno de ellos menor de edad, y vecinos de Badalona (Barcelona) y Tarragona, como presuntos autores de cinco delitos de robo con violencia, ocho hurtos y ocho estafas, ha informado en un comunicado.

Los detenidos formaban parte de un grupo criminal especializado en cometer robos violentos, estafas y hurtos a personas, normalmente de edad avanzada, que operaba en cajeros automáticos para sacar dinero.

El grupo de jóvenes entraba en los cajeros cuando las víctimas ya habían introducido la tarjeta o libreta para realizar la extracción y, mientras las distraían, tecleaban el importe que querían robar.

Las víctimas no eran conocedoras del robo hasta que volvían a actualizar sus libretas.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.