Yenin
Vista vía satélite de la ciudad de Yenín, en Cisjordania. GOOGLE MAPS

Dos menores palestinos murieron el domingo por fuego israelí en la zona de Yenín, al norte de la Cisjordania ocupada, cuando uno de ellos disparó con un rifle contra un grupo de soldados israelíes que patrullaba la zona, según un comunicado del Ejército.

Los hechos sucedieron esta mañana, cuando dos adolescentes de 15 años identificados por el ministerio de Sanidad palestino como Raed Muhammad Waqed y Marwan Jalid Waqed, según cita la agencia de noticias Maan, se encontraban en las inmediaciones de una carretera al oeste de Yenín.

Los jóvenes lanzaban piedras a los vehículos que transitaban la vía, informó una nota castrense. "Cuando las fuerzas llegaron a la escena, uno de los agresores abrió fuego sobre los soldados. Las fuerzas respondieron disparando contra los atacantes, lo que provocó su muerte", señala el comunicado, que no informa de ningún israelí herido en el incidente.

Por otra parte, un adolescente de 17 años ha muerto por disparos de fuerzas israelíes tras un presunto intento de apuñalamiento en un control al norte de Belén, informa el Ministerio de Sanidad palestino y recoge Maan.

El adolescente, Naim Ahmad Yusif Safi, residente en Al Ubediya, al este de Belén, se aproximó al control de Mazmoria, cerca del asentamiento judío de Har Homa, y sacó un cuchillo, según la versión del portavoz de la Policía israelí, Micky Rosenfeld. Los soldados del control dispararon y mataron a Safi. No hay ningún militar herido.

Incidentes del sábado

El sábado, una palestina de 18 años murió al intentar apuñalar a un soldado israelí en las inmediaciones de la Tumba de los Patriarcas, en el corazón de la ciudad cisjordana de Hebrón, en un ataque que causó heridas de carácter leve a un palestino y un israelí.

También el sábado, tres miembros de la Guardia de Fronteras israelíes fueron heridos de levedad en un atropello intencionado cerca del asentamiento judío de Maale Adumin, también en Cisjordania, al ser embestidos por el coche de tres palestinos que huían de la Policía al darse cuenta de que habían despertado las sospechas de los agentes.

Israel y Palestina viven desde octubre una ola de violencia que sacude la región y que deja hasta la fecha 174 palestinos muertos, en su mayoría cuando perpetraban ataques o presuntos ataques contra israelíes, y el resto durante disturbios con las fuerzas de seguridad. Además, 28 israelíes y otras tres personas de otras nacionalidades han perecido víctimas de estos ataques.