Rajoy admite que España no cumplió en 2015 el objetivo de déficit público: -4,5%, tres décimas más

  • "Lo que se puede hacer en un año se puede hacer en dos y es más cómodo", asegura el presidente en un mensaje dirigido a la Unión Europea.
  • Ciudadanos considera "crucial" mantener el compromiso con la consolidación fiscal pero con un ritmo más relajado: cumplir el 3% en 2017, no este año.
  • El ministro De Guindos ve un problema de crecimiento en Europa, pero cree que "España lleva ventaja a sus socios por las reformas".
El presidente del Gobierno en funciones, tras reunirse con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.
El presidente del Gobierno en funciones, tras reunirse con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.
EFE/Chema Moya

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha afirmado este jueves que el déficit público cerró el año pasado en el 4,5% del PIB, tres décimas por encima del objetivo acordado con la UE y que estaba en el 4,2%.

Rajoy asegura que la UE actúa "con flexibilidad e inteligencia" con los países que están empeñados con la estabilidad presupuestaria y la consolidación fiscal y, aunque no se ha comprometido a negociar con la Comisión una nueva senda más laxa de reducción del déficit público, sí ha admitido que "lo que se puede hacer en un año se puede hacer en dos y es más cómodo".

Así lo ha señalado en la rueda de prensa posterior a su encuentro con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al ser preguntado por su disposición a negociar con Bruselas un nuevo calendario de reducción del déficit que reclaman prácticamente todas las formaciones políticas y agentes sociales. "Estoy absolutamente convencido de que con los países que tienen voluntad de conseguir la estabilidad presupuestaria, que se lo toman en serio y que han sido capaces de reducir el déficit, la UE actúa con flexibilidad e inteligencia", ha afirmado.

No será la primera flexibilixación con España

De hecho, Rajoy ha recordado que el Ejecutivo comunitario ya adoptó esa actitud hacia España en el año 2012, cuando frente a un objetivo inicial superior al 6% acabó aceptando un 4,4% porque asumió que "no era posible bajar del 9% al 4,4% en recesión". Y, tras un "gran esfuerzo", España "cumplió y fue un país serio", lo que permitió que bajara la prima de riesgo, que se abaratase la financiación y que se "respetara" al país.

En el mismo sentido, Rajoy ha recordado que Bruselas también ha sido flexible con el déficit francés del año pasado, aunque no ha mencionado que el país galo no tiene abierto un procedimiento de déficit excesivo, como es el caso español. En cualquier caso, el presidente en funciones cree que "éste no es un asunto que haya que estar constantemente moviendo por ahí" sino que se debe tratar "tranquilamente" para "llegar a un entendimiento y un acuerdo".

De hecho, ha llegado a afirmar que es fundamental "seguir trabajando" por la estabilidad presupuestaria porque "no tener déficit público es lo que nos hace libres y nos hace no depender de los demás ni estar dependiendo constantemente de la prima de riesgo".

Sobre la inestabilidad política también ha hablado el ministro de Economía, Luis de Guindos, reconociendo que existe un problema de crecimiento en Europa pero evitando ser alarmista: "El problema de Europa es de crecimiento, pero en eso España lleva ventaja a sus socios".

Rivera: por debajo del 3% a finales de 2017

Albert Rivera, por su parte, ha trasladado a Rajoy que para Ciudadanos es "crucial" que España mantenga la estabilidad presupuestaria, pero también pedir a las instituciones europeas la flexibilización del objetivo de déficit, de modo que se sitúe por debajo del 3% a finales de 2017 en vez de finales de 2016 como está comprometido.

A su juicio, hay que dejar claro que España va a cumplir sus obligaciones pero que "necesita hacerlo en más tiempo", porque de esa manera se podrán evitar "subidas de impuestos y recortes" y el futuro Ejecutivo podrá hacer una política "más libre de los controles de Europa". Según ha declarado, ha visto "receptividad" en el presidente del Gobierno en funciones para defender eso como "posición de Estado" en Bruselas.

Por su parte, el PSOE se ha comprometido a negociar con el Ejecutivo comunitario retrasar hasta 2019 el objetivo del 1% de déficit, aunque sin especificar el calendario concreto de reducción; mientras que Podemos, por ejemplo, plantea dejar el déficit público en el 2,2% al final de esta legislatura.

El coordinador económico de Ciudadanos, Luis Garicano, abogó por su parte por mantener sin cambios el presupuesto español para este año que Bruselas ha cuestionado y consideró "suicida" situar el déficit por debajo del 3 % al final de 2016, como España se comprometió a lograr. "Creemos que sería suicida, erróneo desde el punto de vista macroeconómico (...) para España tener ahora un nuevo Gobierno y empezar con un presupuesto de emergencia que aumente los impuestos o reduzca los gastos por valor de 1.000 millones", afirmó Garicano en un encuentro con los medios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento