La operadora de telecomunicaciones Quantis ha realizado un estudio por el que ha determinado que "más de 19.000 castellano-manchegos" no disponen de un acceso "de calidad" a Internet, aunque el número de habitantes sin conexión se ha reducido "a la mitad" con respecto al año anterior.

Según ha informado Quantis en nota de prensa, la "lista de ciudadanos desconectados" está encabezada por Castilla-La Mancha, seguida de Castilla y León, Aragón y la Comunidad Valenciana.

Guadalajara es la provincia con más habitantes desconectados con alrededor de 7.200, seguida de Cuenca con 6.400 y de Toledo con unos 3.200. Por el contrario, Ciudad Real es la provincia "mejor conectada" con 550 personas sin acceso a la Red.

El ranking de municipios que peor acceso a Internet tienen lo encabeza Casas de Haro (Cuenca) con 884 vecinos, Alcabón (Toledo) con 732 y Santa María del Campo Rus (Cuenca) con cerca de 650 vecinos sin cobertura o con una cobertura de baja calidad.

El CEO de Quantis, Aquilino Antuña, ha asegurado las "zonas en blanco existen en todas las provincias e incluyen polígonos industriales, zonas suburbanas y municipios de tamaño medio donde las conexiones de banda ancha tienen escasa calidad o simplemente no existen".

Antuña ha manifestado que "es importante que los habitantes de las zonas rurales accedan a los mismos servicios que los de zonas urbanas" y ha apuntado que "el satélite es la única tecnología que llega a todas partes y la única que llega donde no llegan las demás".

Consulta aquí más noticias de Toledo.