Madeleine
.

La policía encontró restos de sangre de una persona muerta en el apartamento en el que desapareció la niña británica Madeleine McCann, informa hoy el periódico portugués Jornal de Noticias .

Perros policiales encontraron vestigios de sangre en una pared del cuarto ocupado por los padres de la niña, Gerry y Kate McCann, lo que podría indicar que Madeleine pudo fallecer en el apartamento, según el citado diario.

Los agentes no descartan la posibilidad de que la muerte se debiese a un accidente, aunque aparentemente alguien intentó limpiar los restos de sangre, lo que induce a pensar que se trata de un homicidio.

Fuentes de la Policía Judicial (PJ) portuguesa explicaron que se han realizado diligencias con perros británicos, aunque no quisieron confirmar el hallazgo de esta nueva pista.

Las mismas fuentes aseguraron que, a pesar del fracaso en las investigaciones llevadas a cabo durante dos días en la residencia del británico Robert Murat en busca de restos o vestigios de Madeleine, éste sigue siendo el único sospechoso de la desaparición de la niña.

Algunos medios lusos señalan que existen rastros de que hubo un cadáver en el apartamento.
Además de "Jornal de Noticias", otros medios lusos descartan también la posibilidad del secuestro y señalan que existen rastros de que hubo un cadáver en el apartamento.


Según la prensa lusa, las pruebas fueron descubiertas la pasada semana gracias al uso de los perros, entrenados para detectar restos biológicos y distinguir si pertenecen a personas muertas o vivas.

Las autoridades lusas están convencidas de que la sangre pertenece a Madeleine
, aunque todavía aguardan los resultados de los análisis de laboratorio.


El círculo de los McCann, sospechoso

Con la aparición de esta nueva pista las sospechas se centran ahora en el círculo próximo del matrimonio McCann.

Mientras, los padres de Madeleine, que han emprendido una campaña internacional para pedir ayuda en este caso, preparan nuevas acciones para el próximo viernes, día en el que se cumplen 100 días de su desaparición de su hija.

En el Reino Unido se ofrecen más de cuatro millones de euros por pistas que ayuden a encontrar a Madeleine y se han recaudado donaciones por cerca de un millón de libras en la página web abierta por los abogados de los McCann

Madeleine desapareció mientras dormía en el apartamento del complejo turístico de Playa de la Luz, en el sur de Portugal, junto a dos hermanos gemelos de 2 años, mientras sus padres cenaban con unos amigos en el restaurante del establecimiento hotelero.