El secretario xeral del PPdeG y vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, optará a presidir el PP de Pontevedra en el congreso que se celebrará el 13 de marzo, una decisión que, según sus propias palabras, no supone "bajo ningún concepto" un "paso atrás". Lo pactó con su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, quien le pidió que asumiese este reto y que se mantuviese también al frente de sus responsabilidades en el Gobierno autonómico como su número dos.

Rueda compareció este sábado en una rueda de prensa convocada con carácter urgente para dar a conocer su candidatura para presidir el PP de Pontevedra, que, como él ha dicho, "es muy importante", palabras que refrendan lo que ya había manifestado en días pasados el propio presidente de la Xunta, que era una provincia "clave".

El número dos de Feijóo dejará la secretaria general del PP gallego en el próximo Congreso autonómico, una vez se ratifique —si es así— que se convierte en presidente provincial. Este movimiento no es interpretado por Rueda, "bajo ningún concepto", como dar un "paso atrás" en su trayectoria política.

Durante su intervención en rueda de prensa, Alfonso Rueda ha asegurado que su decisión, que supone relevar a Rafael Louzán —presidente desde el año 2000—, es un "paso meditado, responsable" y lo afronta "con la máxima ilusión del mundo".

Lo pactó con feijóo

En su comparecencia, Rueda ha desvelado que esta decisión la pactó con el propio presidente de la Xunta. Así, ha explicado que hablaron "largo y tendido" en una conversación en que el político pontevedrés comunicó al mandatario autonómico que su "vocación" era "seguir siendo útil al partido".

Feijóo, según ha revelado Rueda, le transmitió que donde "podía ser más útil era como vicepresidente de la Xunta y también como presidente provincial del PP de Pontevedra". "Por lo tanto, sólo puedo decir que es una suerte que las preferencias del presidente, las necesidades del partido y mi ilusión personal sean coincidentes", ha manifestado.

Entre sus palabras, el dirigente pontevedrés no pasó por alto que su trayectoria ha estado ligada a la del presidente Feijóo. "Con él he aprendido a trabajar en un partido que, en 2006, estaba en una situación muy difícil", ha explicado Alfonso Rueda, quien ha subrayado, en varias ocasiones, que el PP gallego es "un partido fuerte y unido", aunque diez años después la situación vuelve a ser "complicada".

"Bajamos en apoyo electoral", ha recordado Rueda, quien ha atribuido a "la gestión de la crisis, los casos de corrupción y el lógico desgaste de muchos años de gobierno" esta situación, que supuso un descenso el 20 de diciembre.

Secretaría xeral

Tras 10 años como secretario xeral de los populares gallegos, Rueda dejará su puesto en la dirección del PP gallego, como así lo habló con Feijóo, en el próximo congreso autonómico. Al respecto, ha manifestado que hay que "tener la suficiente humildad" para darle una "especial dedicación" a la presidencia provincial, de la que se ocupará —de ratificarse— con "intensidad".

"Vamos a seguir formando un equipo", ha precisado Alfonso Rueda sobre la relación que seguirá manteniendo con Núñez Feijóo, de cuyo futuro político "no hay ninguna variación", ha añadido el secretario xeral al ser preguntado por ello.

"La mejor sucesión en el PPdeG para Alberto Núñez Feijóo sigue siendo Alberto Núñez Feijóo", ha insistido Rueda, que espera que "el presidente de la Xunta vuelva a ser el candidato del PPdeG".

Y preguntado por si no optase a la reelección, ha contestado: "Es una hipótesis que no considero". Al respecto, ha apostillado, que, en todo caso, "hay gente que puede estar perfectamente capacitada".

En ese sentido, y preguntado por si aspiraría a ese puesto, Rueda ha insistido en que no se lo plantea. "No doy este paso pensando si esto supone una posición de ventaja o desventaja", ha explicado.

El número dos de Feijóo ha subrayado que su jefe de filas le deseó "mucha suerte, mucho ánimo y mucha prudencia". "En este momento y asumiendo este cargo es donde estoy siendo más útil para todo el mundo", ha recalcado.

"si él quisiera estar,

Estaría encantado"

Entre otros posibles aspirantes a la presidencia provincial del PP de Pontevedra, se había escuchado el del delegado de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís. "Si él quisiera estar en mi equipo, estaría encantado", ha afirmado Rueda al respecto de incorporarlo a su núcleo.

Alfonso Rueda tuvo palabras para Rafael Louzán, que ha estado al frente del partido más de una década y que fue la primera persona a la que le transmitió sus intenciones, según ha dicho. "Deja una historia de éxitos para el PP", ha afirmado Rueda, confiando en "estar a la altura del listón y del nivel que deja".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.