El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha abogado por enseñar en las escuelas "el valor de la democracia". Así lo ha indicado durante su participación en el acto de homenaje a los siete ejeanos deportados al campo de concentración nazi de Mauthausen, de los que sólo tres sobrevivieron.

Este acto ha consistido en la inauguración de un pequeño memorial en el cementerio municipal de Ejea, con el que se pretende guardar recuerdo permanente de quienes habían huido de la Guerra Civil y acabaron siendo víctimas de una de las mayores tragedias del siglo XX; la del Holocausto nazi.

"Como ejeano, estoy muy orgulloso de que Ejea haya sido uno de los pueblos aragoneses que ha estado siempre más dispuesto a honrar la memoria de sus hijos muertos por la libertad y la democracia. Lo hemos hecho siempre desde el siglo XIX y seguimos haciéndolo ahora", ha recalcado Lambán. A su juicio, la iniciativa del Ayuntamiento de Teresa Ladrero es "muy oportuna, cargada de justicia y de sentido de la historia".

Ha apuntado que los jóvenes deberían saber, "a través de la recuperación de la memoria democrática", que "la paz y la convivencia democrática" han nacido gracias al "sacrificio" de personas como las homenajeadas este sábado. Ha agregado que estos valores sólo pervivirán si las siguientes generaciones se esfuerzan por mantenerlos.

En este contexto, ha apostado por enseñar en las escuelas a los jóvenes que deben sentirse "orgullosos" de esta historia. "Si hoy existe en Europa un espacio de prosperidad, de democracia compartida, si existe la UE como tal y no ha habido guerras durante décadas, es precisamente por el sacrificio de personas como estas que dieron su vida por la paz y la democracia, a las que hoy rendimos homenaje", ha argumentado.

Campo de concentración

Pablo Aguas Muñoz, José Francés Jiménez, Mariano Laborda Arilla, Ramón Lacima Giménez, Ángel Lambán Abadía, Ignacio Parral Ripamilán y Santiago Raga Casanova son los nombres de los siete vecinos de Ejea de los Caballeros que vivieron la terrible experiencia del campo de concentración de Mauthausen.

El pasado 5 de mayo de 2015 se cumplía el 70 aniversario de la liberación de Mauthausen. Del mismo modo, el 27 de enero de 2016 se volvió a conmemorar el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, declarado así en 2005 por la ONU por la liberación de Auschwitz.

Con la referencia y fundamentación en ambas fechas, el Ayuntamiento de Ejea ha promovido, dentro de sus acciones de recuperación de la Memoria Histórica, la inauguración de un pequeño Memorial en Homenaje a los ejeanos deportados a Mauthausen.

En el cementerio de Ejea de los Caballeros, muy próximo al monumento memorial a las víctimas de la represión franquista, se ha descubierto un pequeño monolito donde se les recordará porque para los supervivientes, ni siquiera la tragedia acabó ahí porque, mientras los deportados de otros países volvieron a sus países de origen con ceremonias de homenaje y palabras de aliento, ellos eran para la España oficial republicanos "indeseables" sobre quienes se practicó la indiferencia y la humillación.

En el acto han participado, además del presidente de Aragón y de la alcaldesa de Ejea, el concejal de Cultura, José Antonio Remón; la hija del superviviente Mariano Laborda, Jeannine Laborda, así como otros familiares y allegados.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.