La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Ángeles Luna; la gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Marina Álvarez, y la presidenta de la Asociación Española Contra en Cáncer (AECC) en Córdoba, María Luisa Cobos, han firmado este miércoles un acuerdo de colaboración para que voluntarios de este colectivo puedan ofrecer apoyo emocional a familiares y pacientes oncológicos atendidos en los distintos centros que integran el complejo sanitario Reina Sofía.

Esta actividad se ha hecho coincidir con el 'Día Mundial contra el Cáncer', que se celebra este jueves, bajo el lema 'Nosotros podemos, yo puedo', instado a realizar acciones que se puedan hacer de forma colectiva o individual para salvar vidas, conseguir más igualdad en la atención al cáncer y hacer que la lucha contra esta enfermedad sea una prioridad para todos los gobiernos.

El documento firmado tendrá vigencia de un año y permitirá contará con la participación de hasta ochenta voluntarios de la AECC para acompañar a los pacientes y sus familiares. Este acuerdo ha sido posible gracias a las gestiones realizadas desde la Unidad de Participación Ciudadana del hospital, que coordina las actividades del voluntariado que se desarrolla en el hospital.

El objetivo es reducir las alteraciones emocionales y sociales que puedan surgir como consecuencia de padecer algún tumor y acompañar a pacientes y familiares en un momento crucial de su vida. Este voluntariado ya lleva tiempo colaborando con el Hospital y este acuerdo se justifica ante el nuevo plan de actuación en Participación Ciudadana, que está motivando rúbricas con el voluntariado de asociaciones y fundaciones que prestan apoyo en el complejo sanitario.

La delegada ha indicado que "cuando el diagnóstico de algún tipo de cáncer irrumpe en la vida de alguien es importante que, además de recibir la mejor atención sanitaria posible, estas personas se sientan arropadas y acompañadas por otras que, en muchas ocasiones, han pasado por una situación similar y cuentan con formación en psicooncología".

Esta colaboración se concreta en diferentes programas relacionados con visitas hospitalarias, pisos de acogida, acompañamiento personal, actividades lúdicas, talleres o acogimiento. Además, este apoyo emocional que presta el voluntario también se hace extensivo a pacientes trasplantados o que se encuentran a la espera de recibir un trasplante. En esta línea, la AECC dispone de tres pisos en la ciudad y asume los gastos derivados de su uso.

Por su parte, la gerente del hospital, Marina Álvarez, ha explicado que "uno de los programas en los que participan estos voluntarios, bajo el título 'Voluntariado testimonial', propicia el encuentro entre mujeres con cáncer de mama que han superado la enfermedad y otras que se encuentran en pleno proceso. En este caso, las veteranas se convierten en un referente para afrontar la enfermedad, empatizan con las pacientes a través de su experiencia y les ayudas a hacer más llevadero el momento difícil que atraviesan".

En el caso de las visitas para acompañamiento y apoyo emocional, el horario será de 10,00 a 14,00 y de 17,00 a 20,00 horas organizados en grupos de entre cuatro y seis voluntarios. Las actividades puntuales pasan por facilitar libros o revistas para su lectura, dar descanso al familiar o cuidador principal en ocasiones puntuales.

El convenio deja claro que "en ningún caso las personas voluntarias podrán realizar tareas correspondientes a los profesionales del hospital" y que "el personal voluntario será supervisado por el personal responsable de la AECC y de la unidad o servicio donde realice su actividad".

Ley del voluntariado

Esta iniciativa se desarrolla en el marco regulador de la acción voluntaria en Andalucía (Ley del Voluntariado de 7/2001) y forma parte del programa de voluntariado de la AECC que persigue poner a disposición del Hospital Reina Sofía personal voluntario que atienda las demandas de los pacientes. En este sentido, el centro hospitalario ya ha firmado convenios similares con la Asociación de Familiares y Allegados de Enfermos Mentales de Córdoba (Asaenec), Cáritas y Alcer.

El proceso de cribado de cáncer colorrectal se implantó en Córdoba a finales de abril de 2015 y desde entonces ha participado en él más de un millar de personas. Hasta el momento, la población diana ha sido de 6.472 personas de entre 50 y 69 años del centro de salud de Poniente, donde ha arrancado este programa de detección precoz.

A los pacientes que dieron positivo en el test de sangre oculta en heces se les indicó la realización de una colonoscopia, cuya importancia radica en que la mayoría de los adenocarcinomas de colon se desarrollan sobre una lesión denominada pólipo adenomatoso.

Desde que aparece un pólipo adenomatoso hasta que se desarrolla un cáncer de colon, pasa una media de 10 años, por lo que detectarlo en estadios precoces o identificar las lesiones previas a la aparición del tumor derivará en una disminución de la tasa de mortalidad y de la incidencia.

El objetivo de esta medida contemplada en el Plan Integral de Oncología de Andalucía es reducir la incidencia y mortalidad por cáncer colorrectal entre la población, así como mejorar la calidad de vida en los casos detectados. Este tipo de cáncer tiene una incidencia en la comunidad de más de 5.700 casos nuevos al año y 32.000 en toda España. En nuestra área centro de Córdoba la incidencia en 2014 fue de 65 casos por 100.000 habitantes.

Programa de detección precoz

Por otra parte, gracias al programa de detección precoz de cáncer de mama en Córdoba, en 2015 se diagnosticaron 119 tumores tras la exploración de 21.881 mujeres (un 28% más que en 2014, ya que el pasado año se incluyeron por primer vez mujeres que nunca habían sido citadas).

En total, los profesionales del Hospital Reina Sofía llevaron a cabo el pasado año 419 intervenciones por cáncer de mama —en el 65 por ciento de los casos se pudo realizar cirugía conservadora y en el 35 por ciento mastectomía (y de éstas en un tercio se realizó reconstrucción inmediata)—. Además, 303 de estas intervenciones se realizó con la técnica de ganglio centinela.

Además, en las consultas de Oncología Médica del Hospital Reina Sofía fueron atendidos el pasado ejercicio 2.588 nuevos pacientes (con distintos tumores) y se contabilizaron 41.171 consultas sucesivas.

Atención al paciente oncológico

El cáncer constituye la segunda causa de muerte en Córdoba, detrás de las patologías cardiovasculares. Los profesionales del Reina Sofía cuentan con los recursos y la experiencia necesaria para tratar cualquier tipo de cáncer tanto en la población infantil como en adultos, al nivel de los mejores centros del país en esta materia.

En el complejo sanitario cordobés, la patología tumoral se aborda de forma multidisciplinar mediante la combinación de las tres principales armas terapéuticas disponibles para estos pacientes (quimioterapia, radioterapia y cirugía).

Además, se han creado subcomités para cada tipo de tumor que permite celebrar reuniones semanales en las que se estudian de forma pormenorizada los casos y se llega a un consenso sobre la mejor opción de tratamiento para cada paciente.

El hospital pone a disposición de los pacientes con enfermedad oncológica numerosos recursos tecnológicos para su atención, entre los que figuran tres aceleradores lineales de electrones, equipamiento de braquiterapia de alta tasa, un PET-TAC, una decena de TAC, tres resonancias magnéticas y cuatro gammacámaras. Finalmente, en el ámbito de la investigación, el Hospital Reina Sofía participa en proyectos multicéntricos (muchos de ellos a nivel mundial) y ensayos clínicos que buscan nuevas soluciones contra el cáncer y en los que participan centenares de pacientes.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.