Agentes pertenecientes al Área de Investigación de la Guardia Civil de Los Llanos de Aridane (La Palma) procedieron ayer martes a la detención de dos jóvenes de 22 años y vecinos del municipio como presuntos autores del robo de 400 kilos de aguacates.

La detención vino motivada a raíz de una denuncia interpuesta en dependencias policiales, donde se relató a los agentes cómo en la noche del pasado 29 de enero alguien había accedido escalando un muro de unos tres metros de altura a un terreno de producción de aguacates y sustraído del interior la fruta.

Se inició así una investigación por parte de los agentes de la Guardia Civil, logrando la identificación de los supuestos autores, los cuales habían vendido al día siguiente del robo los aguacates en una conocida empresa de exportación de la localidad por la cantidad de 522,10 euros.

La fruta que se incautó en ese momento por los agentes fue entregada posteriormente a su legítimo propietario. Las diligencias practicadas se remitirán en los próximos días al Juzgado de Instrucción nº 2 de la localidad de Los Llanos de Aridane.

Por otro lado, agentes de la Guardia Civil del Puesto Principal de Granadilla de Abona han procedido a la detención de un varón de 22 años, vecino de la localidad, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas en el interior de un establecimiento público ubicado en Arico.

La persona fue detenida in fraganti en el interior del establecimiento hostelero al que accedió tras forzar una reja de ventana del local. El detenido, junto con las diligencias instruidas ha pasado a disposición del Juzgado de Guardia de Granadilla de Abona.

Robo en una vivienda

Agentes del Puesto de la Comandancia de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife han procedido a la detención de dos varones de 19 años y vecinos de la localidad de Llano del Moro, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en el interior de una vivienda.

Al parecer, estas dos personas forzaron la puerta de una vivienda de la localidad de Bocacangrejo y sustrajeron dos televisores y una máquina lijadora.

Asimismo se procedió a investigar a otro varón, vecino de La Esperanza, por un delito de receptación al haber comprado uno de los televisores que habían sido robados. Los detenidos, junto con las diligencias instruidas, han pasado a disposición del juzgado Número 1 de Santa Cruz de Tenerife.