La Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias ha adjudicado 2,5 millones de euros en ayudas que permitirán que treinta doctorandos inicien este mes de febrero su labor investigadora con cuatro años de contrato (2016-2019).

En la presentación, el responsable del área, Pedro Ortega, consideró necesario que las universidades "salgan a la calle, que las empresas recurran al talento para innovar y que los investigadores difundan sus trabajos y busquen aplicaciones prácticas en la vida real", para que así exista "una transferencia del conocimiento al mundo empresarial y viceversa".

La Universidad de La Laguna (ULL), la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), la Fundación Canaria de Investigación Sanitaria (Funcanis) y el Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (CSIC) acogerán el desarrollo de las tesis.

En las bases de la convocatoria se ha valorado el desarrollo de actividades de investigación coherentes con las prioridades establecidas para el periodo 2014-2020 en la Estrategia de Especialización Inteligente de Canarias (RIS3).

Según Ortega, "ello es consecuente con la convicción del Gobierno de que una economía basada en el conocimiento requiere una firme apuesta por la formación de personal investigador en las distintas áreas de carácter estratégico para el futuro de Canarias".

De los 120 proyectos que cumplían los requisitos, 30 podrán disponer de las ayudas del Ejecutivo canario. En la ULL se desarrollan 22; en la ULPGC, 6; en el IPNA-CSIC, 1, y en la Fundación Funcanis, otra más.

La retribución mínima anual que recibe el investigador en fase de formación y que figurará en su contrato es de 16.422 euros brutos anuales, lo que supone 1.173 euros brutos mensuales. Además, se incentivará con 600 euros extras a los investigadores que presenten la publicación de sus tesis doctorales durante el contrato o en los tres meses siguientes a la finalización del mismo.