La consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago, ha señalado este miércoles que el Govern del Pacto "ha cumplido con el compromiso de desbloquear" la Ley de Dependencia en Baleares, que quedó prácticamente "paralizada" con el gobierno del PP en la pasada legislatura, y que provocó el "atasco" en la gestión de expedientes.

Para ello, se han contratado a 14 trabajadores sociales y 5 valoradores, que están trabajando desde el 21 de enero, que contribuirán a acelerar el acceso al sistema de dependencia, "desatascando" el servicio de valoración y elaboración de los Programas Individuales de Atención (PIA) de casi 6.000 casos pendientes en las Islas.

En declaraciones a Europa Press, la consellera ha explicado que el objetivo que se ha marcado su departamento en esta legislatura es "lograr que mejore el sistema de dependencia" y también aumentar la calidad asistencial en las residencias gestionadas directamente por la Administración autonómica.

Para ello, se han contratado a 59 nuevos trabajadores en las residencias para mejorar la calidad del servicio y la atención que reciben los usuarios.