Cumbre contra Estado Islámico
El secretario de estado estadounidense, John Kerry (centro), y el ministro italiano de Exteriores, Paolo Gentiloni (dcha), asisten a la reunión de la coalición internacional contra Estado Islámico en Roma (Italia). Angelo Carconi / EFE

La conferencia que reúne en Roma a veintitrés miembros de la coalición internacional contra los terroristas de Estado Islámico (EI) comenzó este martes por la mañana y en ella se analizarán las operaciones en curso y se estudiarán nuevas formas de colaboración.

Esta cumbre está presidida por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y por el ministro italiano de Exteriores, Paolo Gentiloni. Kerry, antes de proceder al encuentro a puerta cerrada, aseguró no albergar dudas de que Estado Islámico "será destruido". "El mundo espera seguridad de nosotros", señaló.

La coalición ha arrebatado a los yihadistas el 40% del territorio que controlaban en Irak y el 20% de Siria Gentiloni destacó los avances de la lucha contra los terroristas en Siria e Irak pero advirtió al mismo tiempo de la necesidad de "no infravalorarles".

Aseguró que la coalición ha arrebatado a los yihadistas el 40% del territorio que controlaban en Irak y el 20% de Siria pero, en su opinión, la amenaza continúa vigente.

A la cita acudió también el ministro español de Exteriores, José Manuel García Margallo, quien antes de acceder a la reunión defendió ante los medios la necesidad de aumentar la información entre los miembros de la coalición ante las nuevas y más globales amenazas de Estado Islámico.

Y es que, a su juicio, la pérdida de territorios en Oriente Medio supondrá un cambio de estrategia de Estado Islámico, que se centrará en aumentar su presencia en Libia y en llevar a cabo actos terroristas "a lo largo y ancho del planeta".

En el acto participan 23 países, además de representantes de las Naciones Unidas y la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini.

Ha sido convocado para hacer balance de los logros realizados en 2015 en el ámbito de la prevención del terrorismo, analizar las operaciones en curso y estudiar nuevas formas de cooperación.

La cumbre romana precede a la conferencia internacional de donantes sobre Siria, que se celebrará en Londres el próximo jueves 4 de febrero.