'El Solitario', uno de los atracadores más buscados de España que fue detenido el pasado día 23 , comía fabada Litoral antes y después de sus atracos. Además, llevaba siempre consigo sus propios sartenes y cubiertos, todo lo necesario para no dejar testigos en los restaurantes.

Junto a las judías, el kit de belleza de este atracador incluía barba postiza y cepillo de rulo. Además había blindado su asiento de una forma muy peculiar, con una placa de metal en la parte trasera para que le protegiera si había algún tiroteo.

Para huir rápido dejaba puesta la llave de contacto, pero para que no se la robara algún colega, la cubría de cinta aislante.

Él mismo manipuló su ametralladora: unió 2 cargadores para poder disparar más rápido.

Además dormía dentro del vehículo y siempre llevaba gasolina de sobra para no tener que reponer carburante por la zona del atraco.

Esta frialdad se reflejó en su detención, donde posó muy divertido, con la barba descolocada.

Su primer atraco fue en Adamuz, Córdoba. Fue hace 14 años.

Al Solitario, identificado como el vecino de Las Rozas (Madrid) Jaime Jiménez ARbe, de 51 años, se le imputan otros 35 atracos y tres asesinatos. En total ha robado más de 700.000 euros.