Las manos del barroco

La exposición escultórica ‘La Roldana’ reúne en el Real Alcázar una treintena de obras de Luisa Roldán, la primera escultora de cámara en la corte española.
Niño Jesús Nazareno. (K. Rangel)
Niño Jesús Nazareno. (K. Rangel)
El programa cultural Andalucía barroca 2007 arranca con una exposición con nombre de mujer. La Roldana exhibe en el Alcázar 31 obras de Luisa Roldán procedentes de Sevilla, Cádiz, Córdoba, Granada, Antequera, Málaga, Madrid y Guadalajara. La Roldana (Sevilla, 1652/ Madrid, 1706) fue, además de una de las artistas más destacadas de la imaginería barroca del XVIII, la primera y única mujer de Europa que fue escultora de cámara, trabajando en la corte de Carlos II y Felipe V.La exposición muestra al público una decena de piezas de la artista sevillana que nunca habían sido exhibidas, entre ellas los dos últimos descubrimientos: el San José con el Niño y el San Nicolás de Bari, ambas en madera dorada y policromada, procedentes de Antequera y que han sido halladas hace unos meses.

La muestra se estructura en dos partes: las obras de la etapa sevillana-granadina de la artista (1684-1689) y las de la etapa madrileña (1689-1706). La exposición incluye además seis piezas de su padre, Pedro Roldán, que dan las pistas sobre el estilo plástico que seguiría Luisa.

* Real Alcázar (entrada por Patio de Banderas). Hasta el 14 de Octubre. Gratis.

Artista, madre y esposa

Los expertos definen a Luisa Roldán como una mujer «trabajadora e instruida» que se enfrentó a sus padres para casarse con el hombre que amaba. La Roldana supo compaginar su papel de esposa, madre y escultora de la corte. Unos días antes de morir, la artista hizo voto de pobreza. El mismo día de su muerte (10/01/1706) era nombrada académica de mérito por la Academia de las Artes de San Lucas de Roma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento