En sólo una semana, la primera en la que se podía solicitar (de lunes 16 al lunes 23 de julio), más de 18.000 madres, concretamente 18.600, según explicó a 20 minutos el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, han pedido el cheque bebé de 2.500 euros, "lo que equivale casi al 100% de los niños nacidos desde el 3 de julio", matizó Caldera.

El ministro acudió ayer al Congreso para explicar más detalladamente esta nueva ayuda a los grupos políticos. El Gobierno ha calculado que en el primer año la solicitarán unas 480.000 madres, lo que supondrá a las arcas estatales 1.556 millones de euros.

El proyecto de ley que regula esta ayuda, que aún debe ser aprobado por el Congreso, establece dos formas para pagar esos 2.500 euros.

Las madres que no trabajan y que no están obligadas a hacer la declaración de la Renta, además de las madres vascas y navarras, bajo otras competencias fiscales, recibirán la ayuda directamente, como una prestación de la Seguridad Social, un cheque.

En segundo lugar, las madres que trabajan y cotizan, o las que no trabajan pero hacen la declaración conjunta con su pareja, pueden percibir esta ayuda como una nueva deducción en su IRPF. Si no quieren esperar a la Renta, puede solicitar también un pago directo. "Todas las madres tienen derecho a un cheque único y rápido", explican fuentes de la Seguridad Social.

Sin valorar los ingresos

Caldera defendió ayer que esta ayuda sea lineal y que todas las familias, al margen de su renta, reciban la misma cuantía. «La inmensa mayoría de los españoles no son ricos ni millonarios. En España las familias que ganan 60.000 euros anuales son sólo el 1,09%».

Aprobada en el Congreso

El proyecto de ley que regula esta ayuda aún debe ser aprobado por el Congreso, trámite que se producirá en noviembre. Mientras tanto, los grupos parlamentarios pueden proponer enmiendas. Algunos, como IU, quieren que los ingresos familiares sean un requisito para poder solicitarla. Otros, como PP y CiU, quieren que sea retroactiva a 1 de enero de 2007.

5 preguntas sobre...

La ayuda de 2.500 euros

1¿Quién puede solicitarla? Todas las familias que hayan tenido o adoptado un hijo a partir del 3 de julio. Es imprescindible que el beneficiario, español o extranjero, haya residido en España los dos años inmediatamente anteriores.

2 ¿Quién debe pedir la ayuda? Siempre la madre. El padre sólo puede pedirla si ha fallecido su pareja. Sin embargo, la madre podrá ceder al padre el cobro. En los casos de adopción por una sola persona la beneficiaria será ésta, y en los casos de adopción por parejas gays el beneficiario será aquel que ellos mismos determinen.

3 ¿Cuándo se cobra? Aproximadamente un mes después de solicitarla. Como la ayuda se aprueba en noviembre, todas las madres que ya lo están pidiendo la cobrarán en diciembre.

4 ¿Dónde pedirla? Tanto en las oficinas de la Seguridad Social como en las delegaciones de Hacienda. Los dos formularios para solicitarlas, el 140 y el 141, se pueden descargar en www.agenciatributaria.es y www.seg-social.es. Más información en 901 200 345 y 901 335 533.

5 ¿Es compatible con otras ayudas? Sí, tanto las estatales, como los 100 euros de las madres trabajadoras o como otras que den comunidades autónomas o ayuntamientos.