El Solitario, desafiante
El Solitario grita desafiante poco después de ser detenido. (EFE) EFE

El juzgado de la localidad lusa de Figueira da Foz ha dictado este martes prisión preventiva contra Jaime Giménez Arbe, el atracador español conocido como 'El Solitario, después de que este compareciera durante más de cinco horas ante un magistrado de dicha ciudad.

'El Solitario' abandonó el juzgado de la misma manera que entró, custodiado por la Policía y en medio de un tumulto de cámaras, fotógrafos y curiosos. La diferencia ha sido que a la salida, el delincuente no escondió la cara y miró de frente a las decenas de personas que se agolpaban ante las puertas el tribunal. "Hola a todos, soy el 'El Solitario', ¡Salud españoles!" afirmó desafiante.

Giménez Arbe, esposado y vestido con ropa deportiva, fue introducido en un coche de la Policía que partió rumbo a la prisión de Coimbra, la capital de la región, escoltado por otros tres vehículos.

Estuvo asistido en la vista por una abogada de oficio y un traductor, mientras el juez le interrogaba sobre los cargos que pesan en su contra. Está acusado de atraco frustrado a un banco, ante cuyas puertas fue detenido este lunes con varias armas.

Posible juicio en Portugal

El subdirector adjunto de la Policía Judicial (PJ) de Coimbra, José Almeida Rodrigues, dijo que los delitos cometidos por "El Solitario" en Portugal, castigados con unos 28 años de prisión, exigen que sea juzgado en este país. Las condenas podrían ser de 15 años por tentativa de robo, 8 por posesión de armas prohibidas y 5 por falsificación de matrículas.

Los delitos cometidos en Portugal exigen que sea juzgado en ese país
Almeida, agregó que, de ser sentenciado, el delincuente no tendría necesariamente que cumplir íntegramente las penas en Portugal. En este sentido, el Gobierno español anunció su intención de pedir la extradición y no está claro cómo la normativa europea o los acuerdos bilaterales puedan afectar el proceso luso, que por su carácter penal y las posibles apelaciones, podría estar varios años en los tribunales, según fuentes jurídicas.

Giménez Arbe, detenido el lunes en una operación conjunta de la policía española y portuguesa cuando se disponía a atracar un banco en Figueira da Foz, a 191 kilómetros al norte de Lisboa, fue trasladado al juzgado desde la comisaría de Coimbra, la capital de la región, donde permanecía detenido.