El candidato número uno por el PP de Málaga al Congreso de los Diputados, José María García Urbano, ha destacado este jueves las inversiones ferroviarias del Gobierno en la Serranía de Ronda, en la provincia de Málaga, así como su compromiso en la lucha contra la plaga de la avispilla del castaño, un sector "del que viven más de 1.500 familias de la zona".

Así, García Urbano ha valorado la implicación del Ministerio de Fomento en varios proyectos de la capital del Tajo, como es la inversión de 400.000 euros para eliminar el paso a nivel de El Fuerte; o los 200.000 euros, con cargo al 1,5 por ciento cultural, para la rehabilitación de las murallas de la Albacara.

"Son actuaciones importantes, que ya están presupuestadas para 2016 y que serán una realidad próximamente", ha apuntado el candidato 'popular' en una visita a Ronda, en la que ha estado acompañado por la alcaldesa de la localidad, Mari Paz Fernández, por otros regidores de la comarca y por la diputada provincial de Medio Ambiente, Marina Bravo.

García Urbano ha considerado que, frente a esta apuesta del Gobierno central, por parte de la Junta "sólo hay abandono" con Ronda y la comarca. "Una vez más me voy de aquí decepcionado al ver que el Hospital de Ronda sigue sin abrir", ha criticado el candidato a la Cámara Baja, al tiempo que ha culpado al Gobierno andaluz de este "retraso injustificado" pero también a su "cómplice Ciudadanos".

"Por eso —ha continuado— es importante que los malagueños tengan muy claro a quien votan el próximo 20 de diciembre, ya que PSOE y Ciudadanos han dicho en el Parlamento que no a las necesidades de la provincia".

En este punto, ha puesto como ejemplo "el retraso en el citado hospital" y otros proyectos sanitarios, "que han encontrado la negativa de ambas formaciones políticas como es concluir la ampliación del Hospital Costa del Sol, hacer un tercer hospital en Málaga o construir un Chare en Estepona".

Avispilla del castaño

Por otro lado, durante su visita a Ronda, el dirigente 'popular' también ha mantenido una reunión con representantes del sector de la castaña, a los que ha trasladado el apoyo del Gobierno central para luchar contra la avispilla del castaño, "una plaga que afecta a los castañares de la zona del Valle del Genal, que suponen el sustento de muchos vecinos de la zona", ha explicado.

"El Ministerio de Medio Ambiente va a permitir la próxima primavera la suelta experimental de un depredador biológico para eliminar esta plaga", ha detallado y ha celebrado que esta reivindicación del PP malagueño haya recibido una pronta respuesta por parte del Ministerio, "ya que era una cuestión que nos preocupaba mucho al saber que hay más de 1.500 familias de la zona que viven de la castaña".

Al respecto, el dirigente 'popular' ha recordado que el Valle del Genal es la principal zona productora de Málaga y de Andalucía de castañas y que buena parte de sus habitantes se benefician de la economía que genera este fruto. Además, los castañares, ha indicado, suponen el tercer cultivo en importancia en la Serranía de Ronda tras el olivar y los cereales, con 4.000 hectáreas de superficie.

García Urbano espera que la suelta experimental prevista para la primavera de 2016 arroje buenos resultados y permita más acciones similares para eliminar la plaga de la avispilla "y que nada impida el desarrollo de un sector que anualmente genera una producción de cinco millones de kilos".

En concreto, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha presentado a la Red Estatal del Castaño su plan de lucha biológica contra la avispilla a través de la suelta de una especie foránea denominada Torymus sinensis y que haría de depredador de la causante de la plaga.

Esta plaga induce la aparición de agallas en los castaños, lo que causa pérdidas notables en la producción de fruto, debilitamiento del árbol e incremento del riesgo de contraer otras enfermedades.

Consulta aquí más noticias de Málaga.