Los agraciados con el Gordo, valorado en 320.500 euros una vez retraídos los impuestos, podrían comprarse una sola casa en Baleares, teniendo en cuenta que el precio tipo por vivienda se sitúa en 186.312 euros y todavía quedarían 134.188 euros para reformas, según un análisis publicado por el portal inmobiliario 'www.pisos.com', que indica que sólo podrían adquirir un único inmueble en Madrid, Baleares y País Vasco.

A pocos días del próximo sorteo de Navidad, el portal inmobiliario ha analizado la inversión inmobiliaria que se podría llevar a cabo en caso de resultar agraciado con el Gordo.

Los 400.000 euros al décimo se quedarían en 320.500 euros tras aplicarle la retención del 20% que entró en vigor en enero de 2013, pero "todavía es posible realizar una buena inversión inmobiliaria con la que convertirse en propietario eludiendo la financiación", según informaron fuentes de 'pisos.com' en un comunicado.

Según el último informe de precios de venta elaborado por el portal inmobiliario pisos.com, la vivienda tipo de segunda mano en España, de unos 90 metros cuadrados de superficie, tendría un precio medio de 136.998 euros. Así, con un décimo premiado con el Gordo, se tendría la oportunidad de comprar dos inmuebles y, además, sobrarían 46.503 euros.

Con este sobrante, el nuevo propietario sería capaz de acometer algunas reformas en ambos pisos. Hay seis excepciones: Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia, donde se adquirirían hasta tres, y Baleares, Madrid y País Vasco, donde solamente podría comprarse una vivienda.

Según el director de pisos.com, Miguel Ángel Alemany "diciembre es un mes importante para la compraventa porque suele aprovecharse para tomar decisiones relativas al mercado inmobiliario, y el sorteo del 22 de diciembre es otro aliciente más".

Para el directivo, "invertir en ladrillo sigue siendo uno de los negocios más rentables, más aún cuando uno puede convertirse en propietario a tocateja evitando los intereses que conlleva cualquier hipoteca. No obstante, es esencial elegir localizaciones con una fuerte demanda de inquilinos que permita tener el activo continuamente ocupado".

Saldar por completo una hipoteca ya existente es otra opción, pero "hay que considerar que el grueso de los intereses se paga en los primeros años de hipoteca, así que quizá sea más interesante seguir cumpliendo con los pagos e invertir el dinero del premio en otra propiedad".

En lo que respecta al alquiler, aquellos que tengan intención de vivir bajo este régimen de tenencia, el Gordo les daría la posibilidad de hacerlo durante mucho tiempo. Con una renta media en España de 605 euros al mes2, el agraciado con el primer premio dispondría de una vivienda en arrendamiento por 44 años. De nuevo, las diferencias regionales saltan a la vista.

En Extremadura, de mantenerse la renta media en 410 euros mensuales, se podría alargar el periodo de alquiler durante 65 años. La otra cara de la moneda la pone Madrid, donde los inquilinos estarían complemente despreocupados durante 28 años, puesto que la renta media en esta autonomía es de 950 euros mensuales. Anecdóticamente, también podría optarse por la vivienda compartida, en cuyo caso este sería un motivo menos de preocupación durante generaciones.

Aunque todos los que han comprado uno o varios décimos ya sueñan qué hacer con el dinero en caso de resultar premiados, la estadística muestra que los lugares más agraciados históricamente con el Gordo de la lotería son Madrid (78) y Barcelona (47), seguidos de Valencia (20), Sevilla (16), Cádiz (14), Málaga (13) y Alicante, Vizcaya, Zaragoza (11). En el resto de provincias ha tocado menos de diez veces, salvo en Ávila, Huelva, Orense, Tarragona, Zamora, que siguen esperando la suerte.