La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Adelaida de la Calle, y el cocinero Ángel León han presentado este jueves el programa de actividades educativas que se van a desarrollar a partir del mes de febrero en el Laboratorio de Investigación Gastronómica Chef del Mar, situado en el Molino de Mareas El Caño, en El Puerto de Santa María (Cádiz).

En una nota, la Junta ha detallado que esta iniciativa tiene como objetivo dar a conocer el patrimonio histórico, cultural y natural de El Puerto a los escolares de la provincia gaditana. En concreto, se va a realizar un programa de visitas y talleres educativos que comenzarán a partir de febrero.

Así, los talleres didácticos versarán sobre el funcionamiento de los molinos de mareas, la elaboración del pan y la relación de los molinos y el medio ambiente.

La consejera ha destacado que la educación no debe quedarse en el ámbito del centro escolar, sino que debe salir a la calle y extenderse por el entorno como hace este tipo de proyectos.

Respecto al funcionamiento de los molinos de mareas, los alumnos aprenderán cómo es una máquina molinera, se analizará la estructura hidráulica del molino, el proceso de molienda del trigo, así como los procedimientos que se empleaban en el siglo XIX.

También podrán conocer por qué se producen la mareas, cómo son en la Bahía y cómo el hombre es capaz de aprovecharlas aplicando el principio de conservación de la energía. Como actividad práctica, los estudiantes realizarán el montaje de la maquinaria de un molino con sus elementos esenciales y el estudio de las posibilidades de producción energética.

Otro de los talleres titulado '¿Cómo se hace el pan? pretende acercar el mundo de la elaboración del pan a los escolares, tomando como referencia las recetas de pan que se usaban en los siglos XVIII y XIX. También podrán conocer los tipos de pan que se amasaban en función de las calidades de las moliendas y los tipos de harina.

Este taller acercará, además, a los estudiantes a las tahonas, que eran la competencia de los molinos y su relación con los panaderos. Así, los alumnos realizaran la molienda de trigo con un molino de mano y la reproducción de sellos de panaderos para conocer cómo se identificaba el pan.

El último de los talleres explica la relación de los molinos de mareas con el medio ambiente en el que se sitúan. Para ello, los alumnos trabajarán en el reconocimiento de las diferentes especies de flora y fauna de la marisma, con imágenes o con la observación directa. También conocerán el plancton y sus aplicaciones alimentarias.

Molino de mareas

El Molino de Mareas de El Caño es una sólida construcción de dos plantas, edificada con sillares de piedra ostionera, emplazada de manera transversal sobre un caño que confluye con el río Guadalete en las cercanías del puente del ferrocarril, aguas arriba del antiguo puente de San Alejandro.

Aunque actualmente se le conoce como caño del Molino, era denominado en el siglo XIX como caño de la Madre Vieja, al ser éste un antiguo cauce del Guadalete. Se estima su construcción hacia el año 1815.

Estos molinos, al igual que los molinos de viento, servían para moler el grano, pero utilizando la fuerza de la subida de las mareas. Durante la pleamar el agua se almacenaba en una presa con una esclusa. Cuando la marea bajaba, este agua retenida se devolvía al mar y así se impulsaba la rotación de la rueda de molino. Se han ubicado generalmente en los estuarios de los ríos, lejos de las olas, pero lo suficientemente cerca del mar para que la fuerza de sus mareas permitiera su funcionamiento.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.