Tres de cada cuatro trabajadores de Baleares (el 75,8 por ciento) considera que su empresa le subirá el sueldo durante el próximo año, según refleja la 'Encuesta Adecco ¿Qué le pedirías a tu empresa por Navidad?', que también recoge que el 39 por ciento de los empleados de las Islas cree que éste sería el mejor regalo que les podrían ofrecer por Navidad.

Según Adecco, el porcentaje que quiere aumento de sueldo se incrementa notablemente con respecto a los deseos de un año atrás, cuando era el 26,7 por ciento quién quería esa subida salarial, aunque se queda por debajo del deseo de los trabajadores a nivel nacional, que reclaman ese incremento en más de la mitad de los casos.

Otra de las demandas de los trabajadores para el próximo año es la formación continua a cargo de la empresa ya que un 26,8 por ciento incluye esta exigencia entre sus pretensiones para el 2016, un valor que "no ha dejado de crecer en los últimos años en detrimento de otras opciones como la retribución flexible o el cambio de jefe, que desaparece este año de las demandas de los empleados baleares".

Como tercera petición más recurrente es contar con un ascenso, con el 11,9 por ciento de los deseos, seguido de la flexibilidad horaria que permita conciliar vida personal y profesional (9,1%) y el salario en especie (7,7%) -como cheques restaurante, guardería, coche de empresa o seguro médico-. A continuación se sitúan otros deseos como

desempeñar nuevas funciones dentro del puesto de trabajo (3,3%) o tener más días de vacaciones (2,1%).

La bajada de salario,

El peor cambio en la empresa

En sentido inverso, preguntados por cuál sería el peor cambio que la empresa podría hacerles en el próximo año, dejando de lado el despido, para el 49,9 por ciento de los encuestados en Baleares sería una bajada del salario.

No obstante, en el caso de que no hubiera posibilidad de un aumento de sueldo, los empleados optarían por medidas de coste cero para la empresa relacionadas con el equilibrio entre vida profesional y personal como aquéllas que permitan una mayor conciliación (46,3%), jornada intensiva (44,5%) y la posibilidad de teletrabajar (9,2%).

Las mejoras más demandadas dentro de este ámbito por los empleados en Baleares son un seguro médico privado (16,8%), descuentos especiales y ventajas para empleados en ocio, consumo y cultura (12,5%), un plan de pensiones (12%) y la posibilidad de desplazarse al trabajo de manera gratuita con una ruta de transporte (9,8%).

Con menor importancia, los empleados baleares elegirían beneficios como disponer de cheques comida o comedores subvencionados (9,3%), ayudas económicas para la educación de los hijos (8,8%), tener teléfono móvil a cargo de la compañía (6%), comedor en la empresa (5,8%), así como la posibilidad de disfrutar de un gimnasio en las instalaciones corporativas (5%).

En menor medida consideran otras opciones como disponer de coche de empresa (4,8%), ayudas para la guardería de los niños (cheques-guardería, guardería en la propia empresa, etc.) con el 4,3%, disponer de línea de Internet en el hogar (3,3%), y por último, optarían por contar con tarjeta de crédito de la empresa (2%).

Fomento del compañerismo

Además, un 38,6 por ciento de los trabajadores de Baleares pide un nuevo empleo, frente al 28,6 por ciento que lo solicitaba el año pasado y, en cuanto a propósitos de año nuevo, destaca el compromiso de los empleados de las Islas por fomentar el compañerismo.