Un joven ha sido detenido por los agentes de seguridad en Pontevedra tras dar un puñetazo en plena calle de su ciudad de origen al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha tirado las gafas al suelo, donde han quedado rotas. De hecho, el líder popular ha continuado su paseo sin las gafas.

La agresión se produjo sobre las 18,50 horas, cuando el jefe de filas del PP se hallaba con otros dirigentes populares al lado de la Iglesia de la Peregrina, en una céntrica plaza de Pontevedra.

Rajoy estaba rodeado de vecinos, saludando a niños y haciéndose fotografías cuando el joven se integró en el grupo más próximo al presidente. A continuación, el líder del PP recibió un manotado del joven, que pudo golpear a un agente antes de ser retenido por sus compañeros.

Con Rajoy se encontraban entre otros cargos la presidenta de la Cámara gallega y candidata número 3 por Pontevedra al Congreso, Pilar Rojo; y la ministra de Fomento y cabeza de cartel por la provincia, Ana Pastor.

Precisamente, Pastor intentó quitar hierro al asunto e invitó a la comitiva a seguir el paseo, que finalizó en el Hotel Rías Baixas.

La ministra de Fomento subió después un 'tweet' en el que asegura no tener "palabras" para expresar su "indignación" por la "agresión" de la que ha sido "víctima" esta tarde por las calles de Pontevedra.

Finalmente, éste abandonó la ciudad en coche para dirigirse a un mitin previsto para las 20,00 horas en A Coruña. Lo hizo entre aplausos de los suyos.

Retenido en una inmobiliaria

Tras ser reducido por el equipo de seguridad, el joven fue retenido en una inmobiliaria donde, según han explicado a los medios sus trabajadores, aseguró que tenía 17 años.

También habría justificado su acción por los "recortes" y la "corrupción" con los que a ligado al PP y Rajoy.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.