El presidente del Gobierno y candidato a la reelección por el PP, Mariano Rajoy, ha visitado Vigo en la tarde de este miércoles y, lo que estaba previsto como un breve paseo por la comercial calle del Príncipe, se ha convertido en todo un baño de multitudes, en el que Rajoy no podía avanzar más de tres pasos sin que algún ciudadano le parase para saludarle y fotografiarse con él.

Rajoy llegaba poco antes de las 16.00 horas a un mesón de la Plaza de Compostela, donde compartió con unos 40 comensales un menú de empanada gallega, pulpo, jamón ibérico y lenguado. Algo más de media hora después, salía del local para dirigirse, a pie y acompañado por el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, la ministra Ana Pastor, y otros cargos del partido, a la calle del Príncipe.

La comitiva del candidato no dejaba indiferentes ni a los viandantes ni a los conductores, de hecho, un hombre que circulaba por la calle Reconquista no dudó en parar su furgoneta, dificultando el tráfico, para inmortalizar con su móvil el paseo del presidente.

Pese a que no estaba previsto que Rajoy hiciese declaraciones a los periodistas, finalmente respondió a algunas preguntas, entre ellas, una relativa a su futuro político: "No me planteo nada en esta vida, nunca se deben poner puertas al campo", ha zanjado.

Paseo por príncipe

El candidato del PP, quien ha afirmado que tiene "fuerzas" para sobrellevar la campaña, ha señalado, durante su recorrido, que "no sería mala idea" aprovechar su visita a la calle del Príncipe para hacer compras y, aunque entró en varios comercios de la zona, no llegó a comprar nada.

A largo del paseo por esta céntrica calle, numerosos ciudadanos se han acercado a Mariano Rajoy: algunos para felicitarle, otros para darle ánimos y mostrarle su adhesión y, la gran mayoría (entre ellos muchos jóvenes), para hacerse 'selfies' con él.

Una de las anécdotas más curiosas del recorrido fue el encuentro del presidente con la viuda de Julián Martínez Larrán, quien fue elegido diputado del primer Parlamento de Galicia, en 1981, en una lista, la de Alianza Popular por Pontevedra, en la que también estaba Mariano Rajoy. Éste logró recitar sin vacilación los primeros puestos de esa candidatura de memoria: el nombre de los candidatos y su lugar de procedencia.

"sé fuerte"

Aunque la mayoría de los ciudadanos con los que se cruzó Rajoy le mostraron su apoyo, hubo algunos viandantes críticos. Quizá el más expresivo fue un joven que, a la altura del Museo Marco, se dirigió al líder del PP exclamando: "¡Sé fuerte Mariano. Ya te queda poco, el 20 de diciembre te vas!".

En otro momento del paseo, un joven se acercó al presidente para mostrarle su preocupación porque con su sueldo, 800 euros, y con "el precio de todo", aseguraba que le costaba llegar a final de mes.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.