La Universitat Rovira i Virgili (URV) de Tarragona coordina un proyecto para comprobar los efectos de los frutos secos en la calidad del esperma, ha informado el centro.

El estudio, de dos años de duración, analizará parámetros moleculares del esperma como la inflamación y la oxidación, y se evaluará con un centenar de voluntarios de entre 18 y 35 años, de los que la mitad consumirán 60 gramos de frutos secos diarios.

El trabajo ya se ha iniciado con los primeros voluntarios que han hecho la primera visita y se llevará a cabo tanto en el Hospital Sant Joan de Reus, la Unidad de Nutrición Humana de la URV y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

El consumo de frutos secos y el seguimiento será de 14 semanas, que coincide con dos ciclos espermáticos —cada ciclo es de 42 días—, y los parámetros que se evaluarán incluyen la vitalidad, la morfología, la cantidad y calidad de espermatozoides, la fragmentación del ADN espermático y la estabilidad cromosómica.

El estudio está financiado por una convocatoria del International Nut and Driet Fruit Council (INC), que busca proyectos para analizar el efecto de los frutos secos en la salud.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.